Cinco datos de Licensed To Ill de los Beastie Boys

Uno de los álbumes más controversiales pero exitosos del hip-hop.

Por  VALENTINA VILLAMIL

noviembre 15, 2023

Boys, 1986.

Glenn A. Baker/UPPA/Zuma Press.

Era 1986, Bon Jovi y Madonna reinaban en las listas y estaciones radiales de todo el mundo. Sin embargo, una agrupación estaba por hacer su debut, un acto que arrojaría luz a nuevos géneros. 

Los Beastie Boys surgieron como portadores de una antorcha poco convencional. Desde su cameo cinematográfico en Krush Groove hasta el innegable encanto de ‘She’s On It’, esta boyband navegó por un panorama musical que aún no había adoptado plenamente al hip-hop. 

Licensed To Ill fue el primer álbum de este género que conquistó la cima del Billboard 200, desafiando las expectativas y reescribiendo las reglas. Sin embargo, al desentrañar el legado del disco, nos adentramos en las contradicciones que definen la complicada trayectoria de los Beastie Boys. Desde la asociación del álbum con el sexismo y la homofobia hasta la posterior madurez y arrepentimiento de la banda, te contamos cinco datos que quizá no sabías sobre una entrega discográfica que sentaría las bases del hip-hop como lo conocemos hoy en día.

1. El álbum impulsó la experimentación del hip-hop con otros géneros

Los Beastie Boys, quienes realmente eran skaters convertidos en entusiastas del hard punk, se embarcaron en un viaje musical que desafiaba las convenciones. Rechazando la noción del rock de estadio como enemigo, pasaron del punk al hip-hop bajo la influencia de Rick Rubin, otro amante del punk convertido en hip-hopper. Esta fusión de influencias dio lugar a una paleta musical única y diversa que diferenció a Licensed To Ill de todo lo que se estaba haciendo musicalmente en la época.

Licensed To Ill no era sólo un álbum; era un salto sonoro hacia el futuro. Lanzado en 1986, la entrega supuso una extensión de los límites del hip-hop de entonces. Canciones como ‘The New Style’ mostraban estructuras intrincadas, en las que pausas inesperadas daban lugar a dimensiones sónicas completamente nuevas. Este enfoque era una completa rareza en tiempos en los que el hip-hop aún no había encontrado su esencia.

Lo que a menudo pasa desapercibido es la notable selección de samples del álbum, que abarca 13 pistas pertenecientes a diversos géneros. Los Beastie Boys mezclaron elementos de leyendas del hip-hop como The B-Boys y Kurtis Blow, adoptaron sonidos de viejos trabajos de soul, disco y jazz, incorporaron vibraciones de hard rock de Led Zeppelin y AC/DC, e incluso abrazaron sus raíces punk con un guiño a The Clash.

2. El título del álbum se inspiró en James Bond, o… ¿al revés?

Aparentemente el álbum, no solo rompió récords sino que jugó astutamente a imitar el arte. El título del álbum es un guiño a la película de imitación de James Bond de 1965, Licensed To Kill. Sin embargo, Licensed To Ill es tres años anterior a la película real de James Bond titulada Licence To Kill.

Por su parte, la portada es una obra del artista de collage World B. Omes. Visualmente se puede apreciar a un avión estrellándose contra la ladera de un acantilado. Pero para quienes son más observadores, se darán cuenta que existen más mensajes un poco difíciles de encontrar a simple vista. Por ejemplo, el número de serie del avión, 3MTA3, se transforma ingeniosamente en “EATME” al reflejarse en un espejo. Incluso, podemos ver otros eslóganes, al parecer todos ideados por el productor del álbum, Rick Rubin, que abrazan y se burlan al mismo tiempo de los excesos de la cultura del rock’n’roll.

Arte de portada de Licensed to Ill.

3. No envejeció bien en todos los sentidos 

Indudablemente, la sociedad actual hubiera condenado un álbum como Licensed to Ill, con tanta carga lírica cuestionable. Más allá de representar al hip-hop, los Beastie Boys eran un reflejo de las corrientes ofensivas que impregnaban la cultura pop de los 80. El álbum está impregnado de sexismo y homofobia.

Canciones como ‘Girls”, ‘Brass Monkey’ e incluso la frase “did it with a wiffleball bat” (lo hice con un bate de béisbol) en el contexto lírico de ‘Paul Revere’ son indignantes para los estándares actuales. Incluso, el título del álbum con el que lo conocemos no fue su primera opción. “Don’t Be a F*ggot”, o en español, “no seas un maricón”, era el nombre que los Beastie Boys propusieron a su disquera en un primer momento. Afortunadamente, Columbia intervino, forzando un cambio que evitó lo que habría sido un error irremediable.

Sin embargo, la música de la banda fue evolucionando y reflejando la madurez de Beastie Boys conforme el paso del tiempo. Cuando los 90 dieron paso a un panorama cultural más ilustrado, los Beastie Boys abandonaron su estereotipo de chicos malos, para convertirse en hombre jóvenes mucho más cultos. En ‘Sure Shot’, un tema perteneciente a su cuarto álbum de estudio, Ill Communication, podemos evidenciar su crecimiento en un mensaje que parecía más una disculpa pública por el sexismo del pasado.

“I want to say a little something that’s long overdue/ The disrespect to women has to got to be through/To all the mothers and sisters and the wives and friends/ I want to offer my love and respect till the end”. [Quiero decir algo que ya ha pasado/ La falta de respeto a las mujeres tiene que acabar/ A todas las madres y hermanas y a las esposas y amigas/ Quiero ofrecer mi amor y respeto hasta el final].

4. A pesar de ser tres adolescentes blancos, los Beastie Boys realmente se ganaron el respeto dentro de la cultura del hip-hop neoyorquina

En los primeros años de los Beastie Boys, su aparición en la emergente escena hardcore neoyorquina los convirtió en un trío de figuras aparentemente incongruentes en la narrativa del hip-hop. Con el lanzamiento de Licensed to Ill, lo que siguió fue un ascenso meteórico en la esfera del género. En apenas tres años, los Beastie Boys pasaron de los confines de un nicho de público hardcore a convertirse en iconos del hip-hop.

A pesar de su estatus relativamente nuevo dentro del género, su aceptación por parte de la comunidad hip-hop fue inmediata, logrando esquivar el resentimiento que suele acompañar a los grupos o artistas que lograban éxito con facilidad. Esto era especialmente digno de mención si se tiene en cuenta que el trío estaba formado por tres artistas judíos que, en ocasiones, encarnaban un retrato caricaturesco de aspirantes a ser raperos gangsta, sobre todo tras el incidente en el Apollo en el que, bromeando, dijeron la palabra con “n” durante un espectáculo de apertura a Run-D.M.C.

Sin embargo, lo que distingue a los Beastie Boys en la historia del hip-hop es el respeto abrumador que se ganaron de los principales actores de la escena hip-hop neoyorquina, desde Chuck D a Big Daddy Kane y DJ Red Alert. Su aceptación en el redil no fue una mera aquiescencia a su recién descubierta popularidad, sino que se basó en el reconocimiento de su autenticidad.

Beastie Boys y Run-D.M.C
Ebet Roberts/Getty Images.

5. Fue el primer álbum en encabezar la lista de Billboard 200

El 7 de marzo de 1987 marcó un momento crucial en la historia del trío, pues los Beastie Boys lograron un hito sin precedentes: Licensed to Ill, se disparó a la cima del Billboard 200, convirtiéndose en el primer disco de hip-hop en alcanzar esta posición. Este triunfo no fue efímero, sino que se mantuvo en el primer puesto durante siete semanas consecutivas, desafiando a grandes de la industria como Bruce Hornsby And The Range, Genesis y Janet Jackson.

Entre la crítica, Licensed to Ill es una obra maestra. En 1998, The Source le concedió el raro honor de ser uno de los 100 mejores álbumes de rap. Así mismo, la Rolling Stone reconoció al disco dentro de su lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos, y, años más tarde, también fue nombrado como parte de los 100 mejores álbumes debut de todos los tiempos.

Considerado como “el único álbum de rap punk rock del mundo” por Q Magazine y siendo incluido en 100 mejores álbumes de la década de 1980 p or Pitchfork, Licensed to Ill también figura dentro de los favoritos de otros grandes exponentes del género, como Eminem, quien le atribuyó a la entrega la transformación del hip-hop.

Te puede interesar: Los Beastie Boys se volverán intergalácticos una vez más con la reedición de Hello Nasty

CONTENIDO RELACIONADO