agosto 3, 2015

ChocQuibTown sigue siendo El mismo

Después de 15 años de carrera artística la banda presenta su quinta producción discográfica

Por  IGNACIO MAYORGA ALZATE

Cortesía

El trío conformado por Goyo, Slow y Tostao se ha convertido en embajador del folclor nacional alrededor de todo el globo. Los oriundos de Quibdó han sabido forjarse una sólida carrera que cuenta en su haber con cuatro álbumes y un Grammy latino. En mayo de este año presentarán su quinta producción, El mismo, de la que ya conocemos el sencillo Cuando te veo, una balada isleña moteada de una tranquila guitarra acústica, sazonada con los beats característicos de Slow y una marimba de chonta que complementa las letras de amor de Goyo. Hablamos con la banda sobre este nuevo disco, sobre qué ha cambiado y qué se mantiene de ese ChocQuibTown que conocimos en 2006 con Somos Pacifico.

Hay un refrán que reza que “no hay quinto malo” y los miembros del poderoso trío de Chocó lo saben bien. Después de quince años de carrera la banda se ha permitido recorrer diversas latitudes, conocer distintos sonidos, confundirse en otros idiomas y, sobre todo, ampliar el riquísimo espectro sonoro que caracteriza a su sonido que, a fuerza de una necesidad simplificadora, lleva por rubro la categoría de “alternativa”. En este álbum, sin embargo, la banda ha decidido volver a sus raíces, conectarse con los sones del Pacífico conscientemente. “Retomamos ese sonido fuerte de ChocQuibTown que, en ese momento [en sus primeros días], no era porque nosotros queríamos sino porque era el conocimiento que teníamos en ese entonces”, dice Slow. Ahora, después de haberse permitido contaminar por tantos colores musicales, la banda regresa con un pie clavado en el lugar de donde vienen para presentar una especie de “híbrido entre funky y los sonidos del Pacífico”.  

La base del disco se realizó en el On the Groove Studio de Andrés Castro en Miami. Y las mezclas se realizaron en conjunto con Slow para llenar El mismo con distintos ritmos que oscilan entre la balada, a la manera de Hasta el techo, la champeta, la salsa, el funk, el hip hop y, por supuesto, la riqueza sonora del Pacífico colombiano. El resto de las mezclas se realizó en distintos lugares del globo, tratando de ensamblar el sonido conforme llevaban a cabo la promoción del Behind the Machine de 2013. Un percusionista llamado Cae aportó los redoblantes desde Colombia, con la banda tocando en simultaneo en los Estados Unidos, para darle a este último disco un sonido que rememora los sonidos de los carnavales de San Pacho, en Quibdó. 

El mismo se refiere a que ChocQuibTown sigue teniendo el mismo corazón, el mismo flow, el mismo dinamismo y el mismo rigor compositivo. Los trece cortes del álbum que estará disponible en mayo, evidencian una banda que ha sabido crecer con los años, que ha aprendido a visualizarse en lugares cada vez más grandes, que es consciente de sí misma y de dónde viene. No importa por cuantos lugares del mundo los lleven los vientos y los mares, ChocQuibTown sigue siendo El mismo. 

Trending