Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Carlos Rosas, un abogado que supera fronteras

Además de trabajar con grandes estrellas de la música, el deporte y el modelaje, Rosas ha abierto las puertas de los Estados Unidos a empresarios e inversionistas durante más de 10 años

Por  ROLLING STONE

julio 5, 2022

RANDALL SLAVIN

Hace más de una década Carlos Rosas empezó a especializarse en inmigración en los Estados Unidos, para luego establecer su propia firma atendiendo a empresarios de México, Colombia, Venezuela y Argentina. Con el tiempo comenzó a trabajar con deportistas de República Dominicana, Cuba, Venezuela o China, que necesitaban legalizar su estatus migratorio para jugar con de los Astros y los Rockets de Houston.

Después, su relación con Westwood Entertainment le llevó a trabajar con grandes figuras de la música y el entretenimiento, logrando que ese crecimiento pusiera a Bad Bunny, J Balvin, Christian Nodal, Reik, Santa Fe Klan, Belinda, Carlos Rivera y Alejandra Guzmán entre sus clientes. En estos casos también ha gestionado las visas de los equipos profesionales que acompañan a los artistas.

De igual manera, su experiencia incluye la colaboración con algunas de las agencias de modelaje más grandes de EE.UU., haciendo acompañamiento y asesoría legal a más de 100 modelos, entre las que se encuentran Shanina Shaik, Sanne Vloet, Gracie Carvalho, Daniela Lopez Osorio, Kamila Hansen y Valentina Ferrer, novia de J Balvin.

El proceso de inmigración en estos casos está sujeto al talento reconocido de los personajes y de los contratos que las figuras pueden demostrar ante las autoridades estadounidenses.


Figuras como Bad Bunny, J Balvin, Christian Nodal, Reik, Santa Fe Klan, Belinda, Shanina Shaik, Valentina Ferrer, o los Astros y los Rockets de Houston, han contado con el apoyo de Rosas Law Group.


Por otra parte, el enfoque de su firma está en la inmigración de negocios, en las visas de inversionistas extranjeros y en los procesos de residencia permanente, a través de inversiones que pueden adelantarse gracias al establecimiento de franquicias o bienes raíces, por ejemplo. En ese contexto siempre es fundamental poder demostrar el origen legal de los fondos que se invertirán.

Con el gran éxito de Rosas y sus clientes asesorados, la firma se ha consolidado como una de las más prestigiosas en el país del norte, un referente de éxito que ofrece todo el respaldo y la confianza que se necesitan en esos procesos de inmigración.

“Creo que la forma en que analizamos nuestros casos y las estrategias legales que podemos brindar a nuestros clientes son únicas”, señala Carlos Rosas. “Nos especializamos en casos que son muy difíciles de resolver o en casos que simplemente no pueden salir mal por la importancia y los compromisos legales y financieros que implican”.

Con su equipo de abogados, asistentes legales y consultores, se diseñan soluciones jurídicas y estrategias legales que marcan la diferencia gracias al conocimiento legal que tienen en materia de inmigración. La creatividad y la disposición a asumir retos caracterizan a Rosas Law Group. Otra de las claves de este éxito radica en la comunicación clara, abierta y sencilla que establecen con sus clientes. De esta forma, las alternativas y posibilidades salen a la luz para tomar las decisiones más adecuadas en cada caso, así es como Carlos Rosas y su equipo han hecho posible el sueño que muchos consideraban imposible.

CONTENIDO RELACIONADO