septiembre 20, 2022

Brad Pitt y Nick Cave debutan como escultores

El actor y el músico se unieron al artista británico, Thomas Houseago, para presentar su obra en una galería de arte

Por  VALENTINA VILLAMIL

De izquierda a derecha, Nick Cave, Thomas Houseago y Brad Pitt en la muestra de esculturas en el Museo de Arte Sara Hildén, Finlandia.

Jussi Koivunen/AFP

Más allá de las expresiones artísticas con las que han forjado sus carreras, Nick Cave y Brad Pitt mostraron al mundo sus obras con las que debutan como escultores en el Museo de Arte Sara Hildén de Tampere, la tercera ciudad más grande de Finlandia. La presentación, que se inauguró el 17 de septiembre, formó parte de la exposición más grande del artista británico Thomas Houseago, hasta el momento.

El actor que recientemente lo vimos protagonizando Tren Bala, realizó nueve obras en paneles de yeso moldeado “que representan un tiroteo”, junto a otra serie de esculturas con formas de casas que se ven perforadas con diferentes tipos de munición. Por otro lado, el músico Nick Cave le apostó a la cerámica con 17 figuras que representaban “la vida del diablo en 17 estaciones”, llevando su interés de toda la vida por la religión y la mitología al arte.

“Para Nick y para mí, éste es un mundo nuevo y nuestra primera entrada. Nos parece bien”, dijo Pitt a la emisora finlandesa Yle en la ceremonia de inauguración. “Para mí, se trata de una autorreflexión. Se trata de saber dónde me he equivocado en mis relaciones, dónde me he equivocado, dónde soy cómplice”, añadió. “Nació de la apropiación de lo que yo llamo un inventario radical de uno mismo, siendo brutalmente honesto conmigo mismo y teniendo en cuenta a los que puedo haber herido, los momentos en los que me he equivocado”.

Aparentemente, el actor de El Club de la Pelea empezó a interesarse por la alfarería para el año en que se hizo público el divorcio con su entonces pareja, Angelina Jolie, en 2016. En conversaciones con GQ, Pitt ya se había referido a este nuevo pasatiempo no como arte, sino como un “tipo de deporte solitario, muy tranquilo y muy táctil”.

Por su parte, el músico australiano estudió arte en la Universidad de Melbourne en sus años más jóvenes previo a decidirse por la música. La exposición significó su primera presentación de esculturas de cerámica. El museo describe la obra: “The Devil – A Life (El diablo, una vida), representa ‘la vida del demonio en 17 estaciones, desde la inocencia hasta la confrontación con nuestra mortalidad, pasando por la experiencia’”.

Trending