septiembre 19, 2020

Batman: en busca de la redención de ‘El Caballero de la noche’

En refrescante charla con el elenco y el cineasta Christopher Nolan, director de la cinta más esperada del verano, nos hablan sobre el dolor, la psique de Batman y la conclusión de la trilogía

Por  ÓSCAR URIEL

Cortesía de Warner Bros. Pictures.

EXTRAÍDO DE RS111, AGOSTO 2012

“Porque lo tenemos que encontrar… porque es el héroe que ciudad Gótica merece pero no el que necesita por ahora… Lo buscaremos porque sé que puede soportarlo, porque no es nuestro héroe… es un guardián silente… un protector atento…es un Caballero de la noche”.

La última vez que vimos a el Caballero de la noche desaparecer de las oscuras calles de ciudad Gótica, su condición de superhéroe estaba en juego. Ante los ojos de sus habitantes, Batman era un villano, no el superhéroe venerado por la ciudadanía. La conclusión de la segunda película de la anunciada trilogía de Christopher Nolan dejaba un tanto incompleta la experiencia cinematográfica con ese desenlace melancólico que arrancaba, incluso, suspiros en la audiencia. La espera finalmente ha terminado. Llegó a los cines El Caballero de la noche asciende, la última entrega de la reinterpretación que hizo Nolan del popular personaje.

“Para mí, el atractivo del personaje de Bruce Wayne es que no posee algún poder sobrenatural, a excepción de su inmensa fortuna, por lo que puedes fácilmente acercarte a él y entenderlo como cualquier persona. Considero a las películas de Batman como cintas de acción; más allá de eso, tratamos de no buscarles etiquetas”, advierte Christopher Nolan acerca de la interpretación especial y lectura que el público le ha dado a sus producciones, consideradas como una de las mejores versiones que se han llevado al cine entorno a un superhéroe que nace en el universo de los cómics.

Finalmente, el concepto original que orilló al prolífico Nolan fue resucitar la franquicia de Batman alrededor de la idea de que el espectador se interesara en un Bruce Wayne más parecido con el público que cualquiera de las anteriores traslaciones cinematográficas y televisivas que se habrían realizado del superhéroe. De esta forma nace una trilogía que despoja al superhéroe de artificios y trucos para convertirlo en un personaje mucho más complejo y oscuro. El resultado fue un redituable resurgimiento que convirtió a Batman, nuevamente, en uno de los personajes determinantes de la cultura pop. Batman inicia recaudó $372 millones de dólares en todo el mundo mientras que El Caballero de la Noche, la segunda cinta, recolectó mil millones de dólares convirtiéndola en la onceava película más taquillera en la historia ¿Hay alguna presión detrás de El Caballero de la Noche asciende? ¿Qué tan altas son las expectativas con lo que será el último capítulo de la versión de Nolan? “Cuando utilizas y juegas con estas emociones de una manera altisonante, como creativo te lleva a experimentar todo tipo de sensaciones.

Este grupo de personajes te permiten hacer eso, llegar a las últimas consecuencias que tiene que ver con las emociones, con las sensaciones. Todos estos personajes son operísticos. Se salen de cualquier esquema establecido y eso es lo que extrañaré de la trilogía de Batman, porque no es algo que puedas aplicar en una historia ordinaria. El gozo de delinear este tipo de roles es indescriptible”, dice Nolan quien se aseguró que el desenlace tuvieras las características de un relato épico.

El Caballero de la noche asciende se filmó en tres continentes, realizando secuencias aéreas a gran escala, una escena que requirió una dotación masiva de explosivos y cerca de 10 mil extras; digamos que los productores están convencidos de que la partida del Caballero de la Noche tiene que ser monumental. “Este proyecto significa mucho para Chris, pues al decidirse a hacerlo sabía perfectamente lo que representaría para todo el equipo; tenía perfectamente claro que debía de ser un capítulo totalmente distinto a los antecesores.

Chris y David (Goyer, coguionista) trazaron un mapa sobre lo que sería la esencia de la  historia en general, pero todo el proceso resultó en un desarrollo largo; mientras se escribía el guión, se tuvo que ir una y otra vez al pasado ya que no podríamos permitirnos que resultara en un episodio más, sino en la conclusión del arco de los personajes de Bruce Wayne  y el universo de Batman”, agrega Emma Thomas, esposa y productora del director.

La trama, por supuesto, se resguarda como secreto de Estado. De acuerdo al mismo Gary Oldman, Nolan relató personalmente el desenlace del filme al elenco con la finalidad de evitar fugas de información en la red. Los trailers han reflejado algunos indicios de lo que sucederá en la tercera película, sin embargo, poco se sabe sobre lo que acontecerá en el desenlace de la historia. “El eje central de la película son las consecuencias de nuestros actos. Muchos sucesos se produjeron en El Caballero de la noche, mismos que conformaron una conclusión satisfactoria pero un tanto agridulce. Este episodio es sobre los efectos de esos acontecimiento en la realidad y la gravedad. Trata sobre las secuelas. Es acerca de la redención y temas que nos interesan a todos como seres humanos”, nos comenta Nolan quien, con su equipo, ha sabido mantener el misterio y la incógnita alrededor de la película.

Christian Bale está listo para cerrar un ciclo definitivo en su carrera como actor. Prácticamente, la audiencia lo ha visto crecer. Desde su debut cuando era sólo un niño en El imperio del sol, de Steven Spielberg, hasta su memorable caracterización de un psicótico americano en la adaptación cinematográfica de la controvertida novela de Bret Easton Ellis, Bale ha sido un rostro familiar en las costumbres cinematográficas del público, sin embargo, ningún personaje le ha conseguido esa empatía especial con el espectador como el de El Caballero de la noche.

Sabemos perfectamente que es un intérprete temperamental (basta con escuchar la grabación de insultos dirigidos al director de cinematografía Shane Hurlbut  en el set de Terminator salvación), un actor impredecible y poseedor de una compleja personalidad, sin embargo, a lo largo de las dos primeras cintas de Batman, y a pesar de las críticas que ha recibido por su particular aproximación al personaje, Bale ha logrado convertirse en el histrión perfecto para dar vida al hombre murciélago para las nuevas generaciones. Al final, las mismas particularidades de su personalidad le vinieron estupendamente al héroe de las cintas de Nolan. “Lo que caracteriza el trabajo de Christopher es que, por lo general, siempre realiza una interesante combinación de decisiones cerebrales asociadas con la historia y con los objetivos a lograr para después escudriñar en el corazón de cada uno de los personajes, tratar de encontrar que hay detrás de la situación lo que, finalmente, representa el subtexto de la cinta”, comenta el discreto actor.

Bale ha hecho público que El Caballero de la noche asciende representa su despedida del personaje, independientemente de los planes que los productores y Warner Brothers tengan en el futuro para el superhéroe. De acuerdo al actor, éste filme significa el adiós a un personaje determinado al que ha tenido la oportunidad de explorar en tres distintas experiencias. “¿Qué ha sucedido con Bruce todo este tiempo? ¿Cuales son los acontecimientos que tiene que reflexionar y solucionar? ¿Cuánto tiempo puede permitirse alguien que un episodio tan doloroso de su pasado afecte directamente su vida? Estas son algunas de las interrogantes que creo se responderán en la tercera película. Durante toda la saga, el personaje de Alfred (Michael Caine), su fiel confidente, le ha prevenido sobre la posibilidad de que las cosas puedan salir, en algún momento, completamente mal. Este es el preciso instante de ver cuánto tiempo puede permitirse que todo esto domine su vida pero, ¿podrá lograrlo? ¿O se ha vuelto adicto a la situación?”, agrega Bale.

La acción nos transporta ocho años después de la conclusión de El Caballero de la noche, cuando Bruce Wayne decide regresar a casa para enfrentar la situación de la cual ha estado huyendo todo este tiempo. ¿Cómo podría Bale resumir estos años interpretando al popular superhéroe? “En algunos determinados momentos, sientes que estás muriendo dentro del disfraz pero no quieres admitirlo, porque en el exterior simplemente eres Batman. El minuto en el que empiezas a quejarte de la situación reconoces el icónico personaje que estás interpretando y el honor que representa”, responde el actor.

El conflicto alrededor de qué contrincantes aparecerían en la tercera y última película debían estimular la continuación del sombrío y, hasta cierto punto, realista universo que Nolan construyó en el transcurso de dos cintas. En algún momento se consideraron populares villanos del cómic como El Acertijo (personaje que supuestamente fue ofrecido a Leonardo DiCaprio después de haber participado en El origen, de Nolan) hasta El Pingüino. Sin embargo, Nolan regresó a los lóbregos capítulos de la historia de Batman y, ante la sorpresa de muchos, optó por el personaje de Bane quien apareció en la serie de cómics titulada Knightfall publicada en 1993, supuestamente uno de los elementos que inspiraron el guión de El Caballero de la Noche asciende (junto con The Dark Knight Returns y No Man’s Land). Para caracterizar a este particular antihéroe, el director buscó los servicios de Tom Hardy, otro actor con quien había trabajado anteriormente.

“Fue en la filmación de las secuencias en Wall Street cuando escuché a Christian decir por primera vez que estaba cansado. Durante meses había estado viendo cómo era apaleado y ser objeto de escenas con lluvia y frío extremo, y jamás escuchar alguna queja de la situación. Sentía que estaba muriendo pero me decía: ‘Estas cosas no me puede molestar porque a él no le afectan’, pero cuando llegamos a filmar las secuencias de Wall Street, en algún momento volteó hacia mí y me dijo: ‘¿Sabes una cosa? Estoy exhausto’, y le contesté: ‘Yo también’. Inmediatamente nos abrazamos”, confiesa Hardy, quien personifica a uno de los contrincantes más fuertes y temidos en el timeline del cómic de Batman. Nolan escogió a éste personaje pues, según el director, “se requería a alguien que pusiera a prueba al Caballero de la Noche mentalmente, pero también en el aspecto físico”. Un verdadero reto para un Bruce Wayne maduro y no en óptimas condiciones. “Bane simplemente es brutal. Es un tipo muy grande, pero también sumamente analítico y entrenado en combates marciales. Para él, todo el asunto no significa una simple cuestión de pelea, sino de un aspecto mucho más carnal. Su estilo gira entorno al peso de las cosas, es una persona repugnante. Desde la manipulación hasta la destrucción, rompiendo costillas y cuellos, arrancando cabezas y destrozando espinas dorsales. Mentalmente hablando, Bane es un terrorista”, agrega Hardy, quien portó una máscara durante todo el rodaje como parte de la apariencia del personaje. Esa mascarilla es vital para Bane, pues le proporciona el gas que mermará el dolor físico que padece como consecuencia de un trágico incidente. “Lo que pasa con Chris es que ofrece un ambiente de trabajo sumamente seguro; sientes que estás esforzándote en una atmósfera de confianza pero también te percatas que es un realizador al que le gusta voltear camiones reales en ciertas escenas. Nunca sabes qué te solicitará. Existen todo tipo de presiones en una producción como ésta. Siempre tienes esa sensación de que estás probando equipo aéreo militar; existe el riesgo de estrellarte pero, al final del día, si no encontraras esa sensación de intimidación creo que me dedicaría a otra cosa”, asegura Hardy.

Y luego viene todo el asunto alrededor de Gatúbela. Cada una de las distintas encarnaciones de esta villana definitivamente está sujeta al entorno de ciudad Gótica, de su respectiva versión y al responsable de la visión. De esta manera, hemos visto a Eartha Kitt en el universo televisivo un tanto fársico y kitsch protagonizado por Adam West, hasta la inolvidable Michelle Pfeiffer en la interpretación de Tim Burton. ¿Cómo competir con estas icónicas caracterizaciones? Anne Hathaway parece no sentirse amenazada por el reto. “Te puedo decir que mi interpretación de Selina Kyle es un tanto distinta a las demás. Para empezar, creo que se trata de un gran personaje. Con ella simplemente no sabes donde estás parado. Ella tiene su propio código ético el cual incluye hacer cierto tipo de acciones un tanto cuestionables para los demás. Creo que si logras un momento íntimo con ella y le preguntas sobre sus intenciones, ella respondería con la verdad, pero es un personaje que aprecia mucho su privacidad. No es el tipo de personas que comparte la información. Eso es todo lo que te puedo decir acerca de Selina”, asegura la joven intérprete Hathaway, quien ha manifestado abiertamente que se inspiró en la legendaria Hedy Lamar para realizar esta caracterización, sobre todo en la actuación de la célebre actriz en la cinta Ectasy. De acuerdo a Hathaway, el personaje de Selina Kyle ha sido el más demandante, físicamente hablando, de su carrera. Le requirió entrenar arduamente cinco días de la semana, someterse a una estricta dieta y participar en clases de baile y aeróbicos.

“Se trata de Gatúbela, uno de los personajes femeninos más populares del mundo del cómic. Si no es que es el favorito de todos, consiste en la versión particular de Gatúbela en el mundo de Nolan. Soy una seguidora leal del trabajo del Chris, amo las primeras dos cintas de Batman por lo que me siento sumamente afortunada de formar parte de la trilogía. Simplemente, el pensar que la oportunidad se dio cuando tenía la edad y las características pertinentes me hace sentir lo afortunada que he sido en la vida”, agrega Hathaway. De acuerdo a la actriz, nunca pensó audicionar para el personaje de Selina Kyle en su primera entrevista con Nolan, sino para el de Harley Quinn, otra de las villanas consentidas del universo DC.

Batman inicia fue acerca del miedo, El Caballero de la noche sobre el caos y El Caballero de la noche asciende alrededor del dolor. Y por supuesto que regresan actores como Michael Caine, Morgan Freeman y Gary Oldman en los roles que han popularizado en las anteriores películas; también se unen al elenco relevantes histriones como Joseph Gordon Levitt como el joven policía John Blake, un aliado incondicional del Comisionado Gordon y la francesa Marion Cotillard, en el papel de Miranda Tate, un posible prospecto en la vida romántica de Bruce Wayne. Curiosamente ambos trabajaron con Nolan en El origen, una costumbre recurrente en la filmografía del director al considerar a su equipo de trabajo como aliados en sus distintas aventuras cinematográficas. “Creo que para los habitantes de occidente, Batman representa una sagrada e icónica imagen en nuestra psique. No es necesario decirte lo emocionado que me encontraba una vez que supe acerca de mi participaciónn en la película, además de estar intrigado en lo que Nolan haría a manera de conclusión. No te puedo adelantar nada, pero te aseguro que no decepcionará a nadie”, agrega Levitt, un actor que creció leyendo las aventuras del El Hombre Murciélago y venerando los filmes de Tim Burton.

Por su parte, Cotillard filmó sus secuencias a tan sólo dos meses de haber dado a luz a su hijo. En algún momento, los productores consideraron sustituirla por otra actriz pero Nolan se mantuvo renuente a la idea, pues quería repetir la experiencia de trabajar con la galardonada actriz una vez más. “La primera vez que vi a Bale con el disfraz ni siquiera pude saludarlo. Era impresionante. Siempre he sido fanática de Batman y creo que Chris totalmente reinventó el personaje. Me siento muy orgullosa de formar parte de esta película. Resulta un tanto abrumador formar parte de este mundo especial”, dice Cotillard, quien caracteriza a una millonaria mujer filantrópica, apasionada de las causas ambientales.

Con locaciones que van desde Escocia hasta Jodhpur, pasando por Nueva York, con una hora de pietaje filmado en formato IMAX, atestando un estadio en Pittsburgh con más de 10 mil extras, El Caballero de la noche asciende posee los elementos de una ópera con tintes épicos, un remate grandilocuente a un relato que ha alimentado la imaginación de todas las edades. “He dado todo en este proyecto. Tengo que la esperanza de que el público responda al trabajo. No hay nada más emocionante que orquestar el desenlace de una larga historia en la que hemos invertido tanto. Quisiera que la audiencia sienta el gozo que experimentamos al filmarla. Eso es lo maravilloso del mundo del entretenimiento. Me siento muy afortunado de haber podido darle fin a este relato”, concluye el director.

Mira el detrás de cámaras de El Caballero de la noche asciende:

Trending