julio 25, 2022

‘Back in Black’, de AC/DC, cumple 42 años

Presentamos algunos datos curiosos de este álbum

Por  ROLLING STONE

Cortesía

La muerte de Bon Scott los tomó a todos por sorpresa, sobre todo a Angus y a Malcolm Young. Dos semanas después del funeral de Scott en Australia, Malcolm sugirió continuar con el trabajo, al principio todo comenzó como un escape de lo que estaba sucediendo, incluso ellos lo consideran como una gran terapia.

Seguido de esto se juntaron con los demás integrantes para empezar a armar la música de las canciones. Poco después, su manager de aquel entonces les sugería conocer a otras personas para encontrar nuevo vocalista, sin embargo Angus comentó que no estaban listos para el cambio y le pidió un poco de tiempo.

Todo mundo consideraba Back In Black como algo mórbido. Pero para ellos siempre fue la memoria de Bon. Y era claro para ellos que no querían poner en el álbum “En Memoria de”, ya que lo consideraban de mal gusto y lo último que querían era llamar la atención por medio de la tragedia.

Por ello, querían algo que fuera significativo, y fue este título su manera de rendir tributo a Bon Scott. No tenían idea de la aceptación del público, incluso llegaron a pensar que pudo haber sido ser lo último que tendrían como banda, pero estaban determinados a darle algo a Scott, algo increíble.

Malcolm, a quien desafortunadamente perdimos en el 2017, recordaba lo natural que se sentía formar parte de la banda. El cómo simplemente congeniaban de una manera única, sobre todo con Bon. También afirmó que las sesiones con Angus, después de la muerte de Scott, estuvieron llenas de diferentes emociones que dieron lugar a la creación de música muy especial.

Brian recuerda lo nervioso que estaba en su primera presentación en vivo (en Bélgica), la cual contaba con una audiencia de dos mil personas y muchas más, que aunque llegaron de diferentes lugares de Europa, no lograron entrar. Lo que más recuerda Angus hasta la fecha –lo que le causa escalofríos– es el rugido de la audiencia cuando salieron al escenario y los banners con la leyenda: “Buena suerte, Brian”.

Angus Young comentó cómo el éxito de ventas de Back In Black minimizó sus demás éxitos en Estados Unidos, diciendo que un productor de una disquera se acercó a él comentándole que un álbum fue un total fracaso, ya que sólo alcanzó tres millones de ventas.

Encontrar la campana perfecta para abrir “Hells Bells” fue complicado. Cuando se intentó grabarlas de una iglesia, varios pájaros volaban de una campana a otra haciendo ruido y no era el sonido que buscaban. Por lo que una fundidora en Leicestershire fabricó una campana de bronce de dos mil libras especialmente para el grupo y fue grabada por un estudio móvil propiedad de Ronnie Lane, de The Faces.

El icónico riff de apertura de “Back In Black” se basó en una idea que Malcom tuvo durante una prueba de sonido en la gira Highway To Hell.

“Rock and Roll Ain’t Noise Pollution” fue escrita en 15 minutos, después de que la banda se dio cuenta de que necesitaba una canción más para completar el álbum.

Si escuchas atentamente la introducción de “Rock and Roll Ain’t Noise Pollution” se puede escuchar a Brian Johnson encender un cigarrillo y dar una fumada antes de empezar a cantar.

En 1993, el piloto del ejército Michael Durant fue localizado después de un accidente en Somalia gracias a que su equipo de búsqueda tocó desde el avión de rescate “Hells Bells”, su canción favorita. (Los eventos fueron luego dramatizados en la película Black Hawk Down, de 2001).

“Hells Bells” se usó como tema de entrada para el lanzador del equipo de béisbol los Padres de San Diego desde 1998 hasta 2010. Fue una de las primeras veces que una canción de rock acompañó a un lanzador al acercarse al montículo.

“Back in Black” y “Shoot To Thrill” se utilizaron en escenas cruciales en las dos primeras películas de Marvel, Iron Man, en 2008 y 2010. Adicionalmente, AC/DC lanzó una colección de canciones junto con el lanzamiento de Iron Man 2.

“Back In Black” llegó al Top 40 del Reino Unido en 2012, después de que AC/DC pusiera su catálogo a disposición en iTunes por primera vez. Como resultado, la canción también encabezó la lista de éxitos de rock del Reino Unido y la lista de éxitos de Hard Rock Digital Songs de Billboard.

“Back In Black” fue elegida para acompañar a los astronautas de la nave Dragón de SpaceX cuando abordaron la misión espacial tripulada a la Estación Espacial Internacional en 2020.

“Back In Black” fue incluida en la lista de VH1 de las mejores canciones de hard rock de todos los tiempos, en la posición Número 2. En Rolling Stone tiene el puesto 187 en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, y el puesto 29 en la lista de las 100 mejores canciones de guitarra de todos los tiempos.

Trending