Bacilos vive en el presente con Pequeños Romances

Hablamos con la agrupación latinoamericana sobre su más reciente álbum de estudio y lo que significa hacer música en 2024

Por  MARTÍN TORO

julio 2, 2024

Cortesía.

Desde éxitos como ‘Mi Primer Millón’ y ‘Caraluna’, Bacilos ha trascendido generaciones y continúa conquistando corazones alrededor del mundo. Ahora, con su sexto álbum de estudio, Pequeños Romances, la banda nos invita a un viaje musical que fusiona baladas, cumbia y ritmos de cha-cha.

Este nuevo proyecto marca un hito en la carrera de Bacilos, no solo como una continuación de su legado musical, sino también como una exploración más profunda de temas que resuenan con una audiencia diversa y apasionada. Las canciones de Bacilos tocan el corazón y el alma de quienes las escuchan, evocando alegría y transmitiendo su esencia única. Desde sus inicios en las calles de Miami hasta los escenarios internacionales, Bacilos sigue siendo una banda que conecta con su público de manera auténtica y honesta.

Jorge Villamizar y André Lopes nos cuentan sobre la evolución de sus giras a lo largo de los años y sobre la producción del más reciente álbum de Bacilos, Pequeños Romances, que captura la esencia de la banda en el presente.

¿Cómo describirían un concierto de Bacilos hoy en día en 2024? ¿Cómo es un show de ustedes?

Jorge: Cómo es un show de nosotros… Tenemos una gran banda, una banda de músicos cubanos con los que hemos ido conectando a lo largo de los años y es como una familia. Es un grupo de músicos muy bueno con una muy buena química, cantamos no solo las canciones del repertorio de Bacilos, sino canciones que yo he escrito para otras personas que han sido éxitos. Hay una gran cantidad de canciones que la gente se sabe y entonces hay una participación e interacción muy fuerte con el público, gran parte del show la gente está cantando y estamos aprovechando el resultado de muchos años de trabajo en muchas canciones que se han vuelto populares en todo el continente. Tenemos ese apoyo, un show de Bacilos está montado sobre unas canciones que son parte de la vida de mucha gente, entonces son conciertos muy participativos de alguna manera, todo el mundo está conectado. Eso es algo importantísimo de los shows de Bacilos hoy en día. Esas dos cosas más que nada: es un catálogo ya de años que la gente conoce por una banda con mucho talento, que se quiere y se estima y se genera una energía brutal.

¿Cómo es girar hoy en día para ustedes a como era a principios de los 2000s o quizá hace unos años?

André Lopes: Lo intentamos tomar un poquito más despacio que en la primera vuelta hace más de 20 años. Es lindo, estamos muy agradecidos. Disfrutamos más los escenarios, es un contacto muy directo con el público. Hace 20 años no teníamos el internet, es una conexión mucho más grande, pero intentamos hacerlo más despacio,  escogiendo artistas independientes, decidimos nuestro calendario, entonces la más grande preocupación es un buen contacto con el público.

Es un montón de éxitos y un montón de canciones que la gente tiene grabadas en su cabeza desde décadas atrás y se siguen gozando. Eso es muy importante sobre todo lo que también decía André de estar en contacto con el público. Quería preguntarles sobre su más reciente álbum, Pequeños Romances, cuéntame un poco acerca del proceso de producción de este más reciente álbum.

André: Ese disco realmente decidimos capturar cómo suena nuestra banda hoy en día. Estamos muy contentos de cómo sonamos en el escenario. El proceso de las composiciones, juntar nuestra banda, tocar las canciones, dar vueltas y experimentar con el sonido. Cuando sentimos que estamos listos, nos fuimos a un tremendo estudio en Miami y tocamos las canciones. Así las grabamos, mirando uno al otro, tocando la batería, el bajo, un performance en vivo. Creo que logramos capturar esta energía positiva de músicos y un intercambio, una conversación entre los músicos y así lo grabamos. Decíamos: “¿Qué hacemos con esta canción?” Y era: “Toquémosla como tocaría Bacilos”. Entonces tocamos como nosotros mismos, estamos maduros, nos encanta cómo sonamos y quién somos, así grabamos este disco.

¿Este método de grabar todos juntos en la misma habitación ya lo habían hecho antes?

Jorge: Así grabábamos antes. ‘Mi Primer Millón’ es una canción tan rara porque no tiene un género. Yo siento que es una canción diferente y ¿por qué sigue sonando? La compuse con Sergio George, él la produjo, la grabamos en un gran estudio en Nueva York con un gran ingeniero, todos en bloque. Esta fórmula la venimos haciendo desde hace mucho tiempo y se nos da, es exitosa. A la gente le gusta esa frescura o por lo menos parte de lo que la gente identifica con el sonido tradicional de Bacilos es un poco eso. Es algo sencillo, grabado en grupo con un carácter bien latino. Así empezamos y pues nada, ahora repetimos más o menos esa fórmula.

Solo tocando en vivo con los músicos en la misma sala solamente logra eso.

Jorge: Claro, sobre todo en estos días que el 80% de la música que suena está programada. Está cambiando gracias a los jóvenes del regional mexicano que sacan la cara por las técnicas antiguas de grabación. Ellos son súper crudos de alguna manera en su forma de hacer las cosas y está bueno no abandonar la música de verdad. La música programada se parece un poco a las fotos con filtro.

Hablando de música nueva, ¿que están escuchando por estos días? ¿Qué los ha influenciado? ¿Qué les ha llamado la atención?

Jorge: Carin León, está muy bueno. Es brutal, es algo muy completo, son muy buenas canciones, muy bien grabadas, muy bien ejecutadas. Hay mucha gente por ahí haciendo cosas increíbles, hay gente joven muy talentosa. ¿Tú qué opinas, André?

André: Cuando salimos de gira yo vuelvo a escuchar los clásicos. Vengo escuchando mucho la música brasileña, cosas que sonaron en Cuba y ando redescubriendo. Me encanta porque llevo un poquito de mi casa conmigo.

Obviamente supongo que durante las giras y con la cantidad de músicos y personas que conocen deben tener una cantidad de popurrí de influencias y de sonidos todos los días.

Jorge: Total, hay muchas cosas buenas pasando. He estado escuchando a jóvenes colombianos como Gregorio Uribe y Tato Marenko, están muy buenos, otro que se llama Mitú también. Hay cosas maravillosas por ahí.

¿Cómo se mantienen creativos? ¿Cómo es un proceso creativo para ustedes hoy en día? ¿Cómo se sientan para sacar una idea adelante?

Jorge: Pues es raro porque cuando te vuelves viejo, tienes hijos y tienes una cantidad de compromisos la vida se vuelve muy ocupada y uno se olvida de dónde es que vienen el billete, dónde es que viene la energía para pagar esos colegios y esas cosas. Bacilos venimos de orígenes de mundos poco profesionales o empresariales entonces a veces uno no termina de entender que la creatividad y el arte son la fuente central de todo. Toca hacer un paro y tomar un break para abrir la ventana al universo, a la creatividad y escribir. Todo empieza por alguna canción, las canciones marcan la pauta de todo en esta industria y definitivamente Bacilos. Aprovechando esta banda tan maravillosa que tenemos en este momento, esas ideas se comparten y se desarrollan en la sala de ensayo y después de eso se va al estudio.

¿Cómo ha cambiado la experiencia de ser artistas para ustedes? Ya me decían que el internet fue uno de esos elementos, pero ¿cómo podrían hacer el paralelo de entre hace 20 años y hoy para ustedes?

Jorge: Cuando tienes hijos todo cambia, tus responsabilidades y tus prioridades cambian, pero eso no significa que tienes que dejar de trabajar y dejar de ser tú mismo, simplemente tienes que priorizar más y por eso te vuelves un poco más agradecido con el tiempo que tienes para hacer lo que lo que te gusta hacer. El escenario se convierte cada vez en un sitio más interesante, más un escape y un espacio en el cual dejas de tener la edad que tienes y las responsabilidades y te comprometes totalmente con el presente, la creatividad y el disfrute de estar en un escenario compartiendo esa energía con el público. Eso hace que te vuelvas cada vez más agradecido de tener la gran suerte de que ese sea el trabajo y que te paguen por eso. Es algo que definitivamente viene con la madurez.

Quería preguntarles sobre dos canciones del disco. Primero sobre ‘Enredadera’, que es como el focus track del álbum, ¿qué me pueden contar de esta canción y cómo nace?

Jorge: Bueno, esta canción viene del disco Jorge Villamizar, que es mi primer disco solo. Es una canción muy enredada, muy asimétrica, tiene partes distintas que entran y salen, coros con diferentes letras. Es un poco rara, habla de un personaje que no logra sentirse cómodo dentro de lo que es el amor y busca zafarse del amor y escapar, pero después razona, se siente solo. Es un poco la búsqueda de mucha gente que le cuesta querer y dejarse querer . La canción musicalmente es súper Bacilos, tiene todos los elementos tradicionales de Bacilos: la guitarra española, un coqueteo con el son cubano, pero mezclado con el vallenato. Es una cosa ahí que es como el sonido de Bacilos central. Durante la producción empezamos a jugar con ganchos viejos de canciones de Bacilos, entonces quedaron todos unos pedazos de viejas canciones y éxitos de antes.

También quería preguntarles sobre ‘Facho’.

Jorge: Es una canción que habla un poco de la cultura de la cancelación y de cómo hoy en día la gente que está en el centro político tiene que aguantar un poquito el abuso de los extremistas de cada lado. En este caso, pues de los de izquierda, que en este momento de la historia tiene una especie de sensación de superioridad moral y sienten que pueden juzgar a todo el mundo como si fueran dueños de la verdad y este es un personaje que está en el centro pensando: “Oye, tampoco. Esto no es tan simple”. Si vas a la raíz de la palabra es una muy fuerte que poco a poco ha ido perdiendo valor. De alguna manera esta canción se está riendo de la palabra y celebrando la pérdida de valor de una palabra que venía haciendo fuerza, que pues es fascista.

Para finalizar, ustedes han ganado cinco Latin Grammy y un Grammy, y han lanzado un montón de éxitos. ¿Cómo se sienten acerca de su legado todos estos años después y qué viene para Bacilos en este 2024 y para el futuro?

Jorge: La verdad estamos sorprendidos con la vigencia que tiene nuestra música tantos años después y nos sentimos muy orgullosos de eso y eso en sí es un legado. Saber que décadas después de que las canciones se grabaron siguen sonando y despertando la alegría en generaciones nuevas. Es algo que nos hace sentir muy orgullosos y, en parte por eso hicimos este disco, respetando lo que hemos hecho y sintiendo un poquito que llegamos a algún lado, maduramos y aceptamos lo que somos y podemos disfrutar de nuestro sonido. Sabemos que este sonido es querido y aceptado por muchísima gente. Nos sentimos súper agradecidos.