marzo 31, 2022

Aún con las conversaciones en curso, Ucrania sigue en guerra 

Han pasado 6 semanas desde la invasión rusa sobre Ucrania. Aunque las negociaciones se mantienen, la población civil sigue sufriendo las consecuencias del conflicto

Por  ROLLING STONE

AFP / FADEL SENNA

Tras 36 días de la entrada de tropas rusas en territorio ucraniano, el conflicto no tiene una salida clara. Si bien las negociaciones mantienen la esperanza de un acuerdo entre los dos países, en la última ronda que culminó el 30 de marzo y se retomará el 1 de abril, quedaron grandes dudas sobre la intención de reducir las operaciones militares rusas y así ver una resolución cercana a este enfrentamiento. 

Al cerrar esta etapa de diálogos, Vladimir Medinsky, parte del equipo negociador enviado por el Kremlin, aclaró que la reducción de las actividades militares no significaba un cese al fuego. A su vez, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, se manifestó frente a la contradicción que representa que los ataques de las fuerzas militares rusas no hayan variado.  

Las negociaciones se han desarrollado bajo la tensión propia de la situación, sumada a la prevención de las partes por las sospechas de un presunto intento de envenenamiento de los negociadores ucranianos en las reuniones de principios de marzo. Además, recientemente se conoció un informe de la inteligencia estadounidense que indicaría que Putin no ha recibido la información completa de su ministro de defensa respecto a las dificultades de las tropas rusas en las operaciones.  

Pero, más allá de estas tensiones, la realidad es que la población civil sigue atrapada en las zonas más afectadas por los bombardeos. Tal es el caso de la capital, Kiev, de Chernihiv, así como del este de Ucrania, la región más cercana a los territorios en disputa con Rusia. Los dos países acordaron este 31 de marzo abrir un corredor humanitario desde la ciudad de Mariupol hacia Zaporizhzhia para permitir la evacuación de civiles.

https://www.instagram.com/tv/CbviCuXgSqf/?utm_source=ig_web_copy_link

A la fecha, más de 4 millones de ucranianos han dejado su país en el transcurso del conflicto, mientras otros se desplazan internamente para refugiarse de los enfrentamientos, según informa el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). En su gran mayoría, esta población permanece en el vecino país de Polonia con la intención de no alejarse de sus hogares y volver a Ucrania tan pronto como sea posible. 

El desarrollo de la guerra no se puede desmarcar del contexto económico que le rodea. Las negociaciones de compra de gas y petróleo rusos por parte de la Unión Europea, especialmente Alemania, siguen en pie. Mientras tanto, Estados Unidos enfrenta la escasez de combustible y el presidente Joe Biden anunció más dinero para Ucrania, pero aclaró que no habrá participación directa en el conflicto.

Trending