marzo 18, 2022

Así fue como Rafael Mejías se convirtió en el car dealer de las estrellas

Hablamos con el propietario de Irenko Auto Sales, un concesionario en Miami que se encarga de proveer a las más grandes estrellas de la música con autos personalizados de la más alta gama

Por  ROLLING STONE

CORTESÍA IRENKO AUTO SALES

Cada vez conocemos más de esas historias inspiradoras de personas latinas emprendiendo y teniendo éxito en el exterior. Pero para la abundancia no hay una receta correcta, y así lo afirma Rafael Mejías, un inmigrante venezolano que llegó a los Estados Unidos hace poco más de 18 años, dejando atrás a su familia, amigos y negocios. Todo por alejarse de la dura situación sociopolítica por la que ha pasado Venezuela en las últimas décadas. Hoy en día, Mejías ha sobrepasado todos los obstáculos por los que tiene que pasar un inmigrante latino, sumándole, además, los otros retos que tiene que enfrentar un emprendedor para convertirse en el dealer de automóviles de las más grandes estrellas del entretenimiento y la música urbana con su negocio, Irenko Auto Sales.

Antes de llegar a los Estados Unidos, Mejías siempre estuvo ligado a las ventas, ya que su familia era dueña de una reconocida empresa de carbón en la ciudad de Barquisimeto, el lugar donde nació. Rafael Mejías también vendía carros a baja escala y siempre tuvo las ganas de tener automóviles que las otras personas no tuvieran, de tal manera que sus coches personales solían tener ciertas modificaciones y adaptaciones especiales que los hacían resaltar entre los otros autos de la ciudad. Estos autos modificados eran luego vendidos a las personas que se interesaban en ellos y así fue como poco a poco Mejías fue adentrándose al mundo de las ventas en el área automotriz.

Al llegar a los EE. UU. se desempeñó en varias labores antes de conocer a una persona que tenía una agencia de autos y que necesitaba alguien que los limpiara. Así Mejías comenzó a trazar nuevamente un camino en la industria de las ventas de autos. Con el tiempo y mucho esfuerzo, compró el local donde funciona Irenko Auto Sales. “Arturo Rivera, quien en ese entonces era manejador de Jenni Rivera, fue la primera persona que me presentó a quien sería mi primer cliente del mundo de la música, Espinoza Paz”. De ahí en adelante solo fue cuestión de tiempo para que Mejías hiciera un par de conexiones y estuviera vendiéndole automóviles personalizados a Farruko, a quien él llama “su hijo boricua”. “Él se hizo mi amigo, se convirtió en parte de mi familia y él se ha encargado de presentarme a todas las personas del mundo del reggaetón que conozco en la actualidad”.

Las figuras que atiende van desde jugadores de béisbol hasta artistas como Karol G, Anuel AA, Sech, Wisin, Offset de Migos y básicamente casi toda la industria de la música urbana. “Todos mis clientes o las personas con las que trabajo en el área de los carros de alta gama, en el 99 por ciento de los casos son amigos míos personales”, comenta Mejías. El vendedor dice que la competencia en la venta de autos de alta gama es muy baja, ya que sus clientes son fieles, gracias al excelente servicio que brinda en cada uno de sus negocios.


“Cada persona tiene un gusto diferente y yo plasmo sus deseos en cada carro que vendo”.


“Lo más importante que debe tener un vendedor o cualquier emprendedor es la vocación y las ganas de hacer las cosas bien”, comenta. El empresario dice que lo que te convierte en un buen vendedor es tener muchas ganas de ayudar, ya que lo que se debe brindar antes que nada es un servicio. Después de llevar más de 13 años con su negocio, Mejías no tiene dudas de que “lo más importante es hacer que la persona compre lo que en verdad le guste y que sienta que invirtió el dinero, y su trabajo, de la manera correcta”. Eso lo logra convirtiendo los sueños de sus clientes y amigos en realidad, materializándolos a través de automóviles que logran transmitir la personalidad de cada una de las celebridades con las que trabaja.

Trending