noviembre 30, 2021

As cores da música

Al cumplir 30 años de carrera, el fotógrafo brasilero Marcos Hermes comparte con ROLLING STONE una retrospectiva de su trabajo para las más grandes estrellas de la música en su país

Por  ROLLING STONE

Fotografías por Marcos Hermes

A lo largo de su historia profesional, Marcos ha tenido frente a su cámara a grandes figuras, como los Rolling Stones, Paul McCartney, Slayer, Alice Cooper, RBD o Lee ‘Scratch’ Perry. Sus fotografías están presentes en montones de portadas, especialmente de álbumes en vivo, un componente esencial en la discografía de los artistas brasileros; cualquier músico del país vecino, con una carrera significativa, tiene al menos un disco en concierto y Marcos Hermes ha contribuido en muchos de ellos. Gente como Caetano Veloso, Anitta, Gal Costa, Ney Matogrosso, Planet Hemp, Sandy & Junior o Sepultura, han contado con su trabajo para dar forma visual a estas grabaciones.

Hermes creció en un suburbio de Rio de Janeiro sin mucho acceso a material que le facilitara sus comienzos en la fotografía, aprendió a tocar la batería y, a través de algunas revistas, pudo encontrar la inspiración en la actitud que mostraban los artistas. Tenía nueve años cuando KISS llegó a Brasil en 1983, y eso representó un impacto enorme para él y para toda la juventud brasilera, en medio de una gran oposición por parte de los grupos religiosos.

Su amor por la fotografía fue creciendo junto a su devoción por la música y los pájaros; a eso se sumó la necesidad de poner su nombre junto a los íconos que admiraba. A los 15 o 16 años ya empezaba a trabajar en conciertos de Metallica y Deep Purple. Con el tiempo, de forma autodidacta, se fue formando como fotógrafo. “Antes del primer beso, he estado haciendo esto durante toda mi vida, es una historia de pura pasión por la música”, dice.

Marcos Hermes celebra 30 años de una carrera muy centrada en la fotografía musical con una gran exposición en São Paulo. En 2017 lanzó un libro titulado Brasilero y actualmente trabaja en otro que se llamará Icónicos. @silvinhaquadros

A los 10 años de carrera, empezó a hacer fotografías para portadas de discos con algunos de los más grandes de la música brasilera. Su primera oportunidad en este campo la tuvo con el álbum de Cássia Eller, Com Você… Meu Mundo Ficaria Completo (1999).

“Para mí lo más importante siempre ha sido el respeto por las personas, por el ser humano, esto me ayudó a obtener las credenciales y el acceso a la gente”, señala. “Siempre puse a los íconos y a los artistas independientes en el mismo lugar, con mucho respeto, amor y dedicación”.

Hay dos proyectos puntuales con Caetano Veloso que tienen un lugar de privilegio para él; uno se llama Ofertorio (2018), hecho por el maestro junto a sus hijos, y el otro es Dois Amigos, Um Século de Música, con Gilberto Gil. “Todos los proyectos con Caetano son especiales”, dice el fotógrafo, que ha trabajado también por mucho tiempo con Sepultura, llegando a colaborar incluso en el concepto visual del álbum Quadra (2020). Para él cualquier oportunidad es única, y ha aprendido a esforzarse al máximo en cada toma.

Sepultura: Memorial da América Latina, São Paulo, 2019.

Marcelo D2: Estudio MH, São Paulo, 2005.

Cássia Eller: Palace, São Paulo, 2001.

O Rappa: Acústico MTV, São Paulo, 2005.

Anitta: Backstage Premio Multishow, São Paulo, 2018.

Gal Costa: Casa Natura, São Paulo, 2018.

Skank: Outro Preto, Minas Gerais, 2002.

Emicida: Rio 2C, Rio de Janeiro, 2017.

Roberto Carlos: Metropolitan, Rio de Janeiro, 2006.

Ratos de Porão; Lugar de ensayo de la banda, São Paulo, 2020

Criolo: Cine Joia, São Paulo, 2011.

Pato Fu: Cidade das Artes, Rio de Janeiro, 2015

Paralamas do Sucesso: Cidade das Artes, Rio de Janeiro, 2015.

Pabllo Vittar: Filtr Live, São Paulo, 2017

Trending