ARMN: buscar la identidad y pavimentar la trocha

La agrupación colombiana (antes conocida como Armenia) habla sobre sus inicios, la importancia de ser fiel a las raíces y sobre el terreno escarpado que es Colombia en todos los sentidos

Por  MARTÍN TORO

marzo 30, 2023

ALEJANDRA MANCILLA

Tras cuatro años de haber publicado su álbum debut, pisado muchas tarimas frente a miles de personas, y de haber compuesto lo que será su tercer álbum de estudio, la banda continúa en la búsqueda de esa identidad musical que se había perdido en Colombia hace un par de décadas.

Con un estilo complejo de definir, ARMN es el resultado de una mezcla de sonidos intergeneracionales, como el rock clásico de los años 80 en inglés y español, algunos elementos de la música folclórica colombiana, sumada a sonoridades más modernas y arriesgadas como el house y el EDM. “El músico que es fiel a sus influencias, el que es fiel a homenajear a esos artistas que lo hicieron volverse músico en primer lugar, es ese artista que va a vivir tranquilo porque sabe que no le está demostrando ni debiendo nada a nadie”, dice Juan Antonio Toro, a, vocalista y guitarrista de ARMN.

Esas influencias llegaron a la vida de Toro desde temprana edad, y su vida cambió con un disco de grandes éxitos de Toto que le regaló su padre. “Mi papá fue mi primer disc jockey de radio, y me comenzó a botar muchas recomendaciones”, comenta. Entre esas recomendaciones, el inquieto y curioso Toro descubrió el mundo pop de los Beatles, las excentricidades y propuestas artísticas de David Bowie, y el amor por la guitarra gracias a Eric Clapton.

Ya en el bachillerato, Toro se comenzó a interesar por la música con la que creció su familia: el vallenato, Pastor López, Gustavo ‘El Loco’ Quintero. “Ese gusto me hizo tener tema de conversación con mis tías cuando viajábamos a Armenia, la tierra de mi papá”. Por otra parte, el resto de influencias musicales las descubrió estando en el colegio. Toda la nueva ola del rock de comienzos de los 2000 lo tocó profundamente, desde Paramore hasta The Killers, terminando con una dosis muy grande de música electrónica. “Ese EDM de 2014 tenía ese aspecto futurista que me llamaba mucho la atención, recuerdo sacar la guitarra y tocar ‘Shot Me Down’ de David Guetta”, recuerda Toro. 

CONQUISTANDO LA RADIO NACIONAL : Con un mensaje pospandémico y una crítica a la forma en las que se viven las redes sociales hoy en día, ARMN se abrió paso en las emisoras colombianas con su sencillo ‘El Tiempo’. Una canción que llegó en momentos de incertidumbre y con un mensaje que aún no pierde vigencia.
ALEJANDRA MANCILLA

Allí, en su colegio, Juan Antonio encontró una de sus verdaderas vocaciones, ser DJ. “Soñaba con ser uno de esos DJ famosos que tocaban en Tomorrowland”, dice. Durante 2016 y 2017, comenzó a subir a Soundcloud algunos remixes que hacía de artistas del mainstream del EDM, como Calvin Harris, así como algunas pequeñas producciones personales.

El bachillerato fue una parte fundamental para Toro y la génesis de lo que luego se convertiría en ARMN. Haber ingresado al grupo de latin jazz del colegio le exigía un nivel musical avanzado y le abrió los ojos a otra forma de tocar la música en vivo, y, además, le sirvió para conocer a Daniel Cardona, quien luego se convertiría en su colega y baterista en ARMN.

Luego de esta fase de electrónica, de house, y de haber comenzado una carrera como DJ en los bares underground de Bogotá bajo el alias de DJ Torito, Juan Antonio se graduó del colegio y vivió una de sus primeras decepciones amorosas. “Comencé a escuchar muchos boleros, en especial de La Sonora Matancera. La escuchaba no solo por el estado emocional en el que estaba, sino porque también quería aprender a escribir canciones en español”. Durante ese proceso, Juan Antonio escribió ‘La Distancia’, el primer sencillo de ARMN. Esta primera canción se podría describir como un bolero mezclado con la onda indie de 2017 al mejor estilo de Boy Pablo.

Publicar esa canción en plataformas digitales significó para Toro y sus compañeros de banda [Juan Simon Ramirez en la guitarra, Ricardo Laverde en teclados y coros, Juan Diego Burgos en el bajo, y Daniel Cardona en la batería] una base firme sobre la cual empezar a construir. “Armenia comenzó siendo un parche de amigos que querían hacer música, y su evolución ha sido a partir de eso. La agrupación ha sido una plataforma para eso, para el trabajo entre amigos, y pasó a convertirse en algo mucho más pensado y profesional”, dice Cardona. “Yo he aprendido mucho de Juan Antonio. Él tiene una mente aceleradísima, y por sus ganas de estar ahí, en la movida, siento que eso nos ha llevado a donde estamos”, agrega el baterista. El espíritu inquieto e insaciable de Toro es evidente desde que entra en la habitación y es la fuerza que ha mantenido a ARMN a flote durante todos estos años.

En 2019, la banda graba su primer álbum de estudio, titulado Armenia, un disco motivado por la tusa afectiva que sufrió Toro y la meta ambiciosa de hacer música que le gustara a su padre. Durante ese año, la agrupación se dedicó a tocar en la mayor cantidad posible de tarimas, todo completamente autogestionado. Poder formar parte de la escena de música independiente bogotana le dio otra perspectiva, ARMN vio el génesis y el final de muchas agrupaciones que tuvieron mucho potencial, pero que no lograron sobrevivir por su mal manejo y por las dificultades impuestas por la industria.

ALEJANDRA MANCILLA

Ese mismo año, ARMN fue invitada para tocar en el Festival Estéreo Picnic. “Todo el 2019 para nosotros fue tocar. Nos llega la invitación para tocar en el festival, y hubo mucha crítica”. Personas que en algún momento fueron un apoyo para Toro y sus compañeros, dejaron de serlo solo por una tarima; hay mucha envidia en la escena. Pero nada de esto los desmotivó. Al contrario, les hizo tomar consciencia de muchas problemáticas del ecosistema musical independiente en Colombia, pero también de otros aspectos sociales que estaban comenzando a desarrollarse.

Teniendo esto en mente, ARMN se dispuso a escribir su segundo álbum de estudio, que recibió el título de Grita-II, y decidieron comenzar a grabar el 15 de marzo de 2020, con tan mala suerte de que ese día comenzaron las restricciones a nivel nacional por la pandemia de Covid-19. Durante ese período, la agrupación tomó la decisión de continuar y seguir componiendo canciones.

A mediados de 2020, la banda encontró un espacio para poder grabar y producir su segundo álbum junto a Alejandro Collazos, colaborar de la mano de agrupaciones y artistas colombianos como Oh’laville, Margarita Siempre Viva y Francesca Collavini. “El estallido social y todo el tema de la Comisión de la Verdad nos impactaron mucho como proyecto, más que nada porque somos jóvenes colombianos, y los hechos de violencia de los últimos años nos tocaron muy a fondo y nos pusieron a reflexionar sobre el país en el que estamos, donde la violencia forma parte de la cultura. Somos un país sumamente violento en muchos aspectos, y hemos crecido bajo esa narrativa”, comenta Toro.

Los cimientos del disco son esa inconformidad con la situación que se vivía en aquel entonces en el país, y a nivel personal para Toro sobre las diferencias políticas que tenía él con su familia. “Grita a la final son todas esas peleas que yo tenía con mi papá por política, en las que nos dijimos de todo, nos tratamos mal, en las que me sacó de la casa, en las que salí a marchar. A la larga es una experiencia muy personal y por esa razón tiene que ser muy honesta. Yo necesitaba hacer esas canciones para enmarcar la situación con mi papá. Y hay canciones de amor y letras de amor, pero sin ese disco no me hubiese ido de la casa, ni poderle decir a mi papá, ‘No estoy de acuerdo’”.

APRENDIENDO DE LOS MAESTROS: “Entre más música escuches, mejor. El futuro de la música es desbaratar los géneros y tomar lo mejor de lo mejor. Y dejar de ser tan discriminatorios con la música y sus géneros. Hay que samplear, hay que escuchar más música y estar abiertos”, Juan Antonio Toro.
ALEJANDRA MANCILLA

El disco terminó siendo publicado en 2021, y en ese año Juan Antonio Toro conoció a uno de sus mentores más importantes, Daniel ‘Dani Boom’ Broderick, de Systema Solar. “Él me hizo orientar mi producción combinando la estética del house con el rock, que siempre ha sido muy característico de la banda”. De esta amalgama sonora nace ‘Paisaje Hermoso’, la primera colaboración entre ARMN y Dani Boom. Es aquí cuando comienza a gestarse ARMN, el tercer álbum de estudio de la agrupación que está próximo a salir en este 2023.

“Vivimos una relación creativa muy intensa, donde aprendí un montón de cosas. Pero él es conceptualizador de este nuevo disco con ARMN”, dice Toro. A comienzos de 2023, ARMN publicó ‘No Tengo Tiempo’, su primer adelanto de este nuevo álbum de estudio. Para ARMN lo más importante es tocar y sacar música, y probar cosas por aquí y por allá. Porque de lo contrario no se va a ningún lado y mucho menos en este terreno escarpado de la industria musical colombiana. “Hay que viajar, leer, tener perspectiva y aceptar que hemos crecido y que tal vez no opinamos las mismas cosas. De lo contrario, nunca vamos a poder hacer algo distinto y encontrar nuestra identidad”.

CONTENIDO RELACIONADO