enero 19, 2023

Arlo Parks muestra al mundo su “alegría, dolor y confusión”

La aclamada cantautora habla sobre la apertura de su segundo álbum, My Soft Machine, que saldrá a la venta en mayo

Por  BRITTANY SPANOS

Vince Mayo M. Aung*.

Cuando Arlo Parks se dispuso a grabar su segundo álbum, quería asegurarse de que todo el mundo supiera que estaba cantando sobre sus experiencias vividas, y las de nadie más.

“El primer disco atribuía muchas cosas a personajes y a personas de mi vida”, dice la artista británica, de 22 años, que se ha ganado el aplauso generalizado por su composición novelesca, con personajes que cobran vida en cada verso. “Quería ser valiente en el sentido de tener muy claro que hablaba del mundo a través de mis ojos y mi corazón, [con] la sensación de alegría y dolor y confusión y una especie de crisol real de emociones que salían de mí”.

Parks empezó a escribir su nuevo álbum, titulado My Soft Machine y que saldrá a la venta el 26 de mayo, antes de publicar su debut ganador del Premio Mercury, Collapsed in Sunbeams, de 2021. La grabación del nuevo LP le llevó 18 meses, con “esporádicas incursiones en el estudio” entre sus actuaciones como telonera en las giras de Clairo, Harry Styles y Billie Eilish, así como en su propia gira como cabeza de cartel. Por el camino, trabajó con un “caleidoscopio de colaboradores”, como Ariel Rechtshaid (Vampire Weekend, Haim), Buddy Ross (Frank Ocean) y Romil Hemnani, de Brockhampton.

“Como hice el primer disco en la pandemia, realmente ansiaba esa sensación de poder improvisar y ser libre con mucha gente en la sala”, dice.

Las experiencias que dan color a este álbum son un auténtico torbellino: Los dos últimos años han sido como una gran fiesta en honor de Parks. Sunbeams elevó su vida a una nueva estratosfera, convirtiéndola instantáneamente en una de las compositoras más alabadas del mundo. Además de ganar el Premio Mercury, Parks obtuvo nominaciones importantes en los Grammy y los Brits (en estos últimos se llevó el premio a la mejor artista revelación). Su calendario de giras la llevó por todo el mundo, además de algunos hitos importantes cerca de casa, como la noche en que actuó como telonera de Eilish en el O2 Arena de Londres, su ciudad natal, o la vez que tocó en un estadio de Dublín lleno de fans de Styles.

“Olvidé que hice todas esas cosas”, dice Parks cuando le recuerdan estos logros. “Lo que más me gustó fue poder celebrarlo con la gente, con otros músicos y fans. En realidad, poder dar conciertos cuando las canciones habían echado raíces en la vida de la gente a lo largo de lo que habían sido unos de los dos años más duros que muchos de nosotros habíamos experimentado, había una sensación de estar por fin en comunidad”.

Aunque describe los dos últimos años como “muy alegres” en general, añade que la cantidad de viajes y el hecho de compartir su vida han sido agotadores a veces. En septiembre de 2022, poco después de terminar My Soft Machine y una serie de conciertos en festivales, canceló algunas fechas de su gira por Estados Unidos, alegando problemas de salud mental. En un comunicado dijo que se encontraba “en un lugar muy oscuro, agotada y peligrosamente deprimida”, y voló de vuelta a Londres para descansar un poco.

“Creo que llegó un momento en que sentí que había dado tanto a mi trabajo que ya no quedaba mucho para mí como persona”, dice ahora. Había actuado en 125 conciertos durante el año anterior, con poco tiempo libre. “Tu cuerpo y tu corazón te dicen que necesitas equilibrio y que has ido demasiado lejos en una dirección. Lo sentí profundamente. Y todo el mundo en mi equipo y a mi alrededor fue muy complaciente conmigo para que me tomara ese espacio y entrara en modo de hibernación y pasara tiempo con mis seres queridos”.

En la actualidad, Parks vive en Los Ángeles. Está orgullosa de la comunidad que ha podido construir allí y agradecida por la oportunidad de vivir cerca del desierto y del océano. También la mantiene cerca de su novia, la cantante de pop Ashnikko. La pareja celebró su primer aniversario en diciembre y han empezado a compartir en las redes sociales detalles de su vida privada para que sus fans los vean.

“Hemos hablado de lo mucho que queremos compartir”, dice Parks. “Siento que lo que lo hace tan sagrado y encantador es que es sólo entre nosotros. Pero hay bastantes canciones sobre ella en el disco”.

Lo que sí compartirá Parks es lo afortunada que se siente por haber encontrado una pareja sentimental con alguien que ha experimentado el subidón del estrellato repentino al mismo tiempo que ella. “Es maravilloso que te entiendan”, dice. “Lo que hacemos es tan particular. Moverse por el mundo con alguien que lo entiende de una forma que va más allá de la empatía, que lo está viviendo a su manera, es hermoso”

Parks abre su nuevo álbum con el single ‘Weightless’, una exuberante y ensoñadora oda al anhelo romántico. (Dice que ‘Softly’, del año pasado, fue simplemente una pieza única que le pareció bien lanzar en ese momento; no aparecerá en My Soft Machine). Parks menciona una serie de influencias que dieron lugar a la canción, como LCD Soundsystem, el músico electrónico británico Loraine James y el rapero John Glacier, que la inspiraron para hacer algo más “musculoso y con más sintetizadores”. Parks quería sorprender a la gente, y cita una entrevista a Missy Elliott en la que la rapera hablaba de su propio segundo álbum y del deseo de mostrar a la gente de lo que era capaz. “Este tema me pareció muy enfático”, dice Parks. “En la letra se percibía cierta fragilidad. Sentí que representaría bien el mundo del disco”.

Es una estudiante profundamente curiosa del arte y la cultura, como sabe cualquiera que haya tomado nota de la larga y amplia lista de influencias y referencias que desgranó en su álbum de debut y en un par de EP de 2019. “Siempre estoy absorbiendo todo lo que puedo”, dice. El nuevo álbum se inspira en todo, desde los fotógrafos del mundo del arte Harley Weir, Tyler Mitchell y Wolfgang Tillmans hasta la película 35 Shots of Rum, de la directora francesa Claire Denis. “Estuve viendo una película al día durante meses para construir el mundo visual”, dice.

El título del álbum procede de una frase de The Souvenir, de 2019, un aclamado largometraje indie sobre estudiantes de cine en el Londres de los años 80, en la que los personajes hablan de por qué hacen películas: “No queremos ver la vida tal y como es. Queremos ver la vida tal y como se experimenta, dentro de esta suave máquina”. Es una idea que resonó en Parks, que ha reflexionado mucho sobre lo que significa escribir canciones sobre sentimientos subjetivos. Para ella, esta máquina blanda es su propio cuerpo, sus ojos y su corazón.

En su vida fuera de la música, espera seguir aprendiendo; últimamente ha estado trabajando en sus habilidades como DJ y en jardinería. Hace poco dio un paseo en busca de comida con Ashnikko que la dejó con ganas de aprender más. Desde que asistió a la ceremonia de entrega de premios del British Fashion Council, le ha entrado el gusanillo de aprender a confeccionar ropa algún día, inspirada por todos los diseñadores independientes que fueron galardonados esa noche.

Al explorar su amplio prisma de intereses, dice Parks, se ha acercado más a sí misma. Los referentes culturales y las aficiones de las que se ha rodeado le permiten acceder a la transparencia que admira en artistas como Elliott Smith y sus amigas Phoebe Bridgers y Clairo. La valentía que buscó y encontró vino de entrar en contacto con eso y, como Missy Elliott, negarse a contenerse. Se dejó llevar por la suavidad y la libertad.

“Es algo a lo que siempre vuelvo: ‘¿Cómo puedo ser tan inquebrantable como sea posible?’. Los artistas que amo son así”.

Trending