Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Los Cadillacs cierran su gran año en el estadio de Ferro: “Somos hermanos musicales desde los 20 años y estamos disfrutando mucho todo esto”

Luego de batir récords de convocatoria en México, girar por Sudamérica, Estados Unidos y Europa, la banda vuelve a presentarse este sábado en Buenos Aires

Por  SEBASTIÁN RAMOS

diciembre 1, 2023

Archivo Rolling Stone

Los Fabulosos Cadillacs volvieron en 2023 con la excusa de celebrar los 30 años de “Matador” y con cada paso la banda parece marcar un nuevo hito. Arrancaron el año con su primera incursión en el legendario festival Coachella, en medio del desierto de Colorado; tuvieron su regreso a un escenario porteño luego de años, con dos actuaciones de alto impacto en el Movistar Arena; y hasta se alzaron con un récord de convocatoria en El Zócalo de Ciudad de México, con un show gratuito y al aire libre para 300.000 personas. Luego, LFC se presentó en varias ciudades de América latina, giró por España y también por los Estados Unidos (incluido un concierto en el Hollywood Bowl de Los Ángeles).

¿Cómo cerrará la banda este gran 2023? Con un multitudinario show en el estadio de Ferro Carril Oeste, el 2 de diciembre (todavía quedan algunas entradas en acá), que contará con el sonido jamaiquino de Stepping Stone Sound System y con Boom Boom Kid en su faceta de DJ (Iniciales BB) para amenizar la previa. A continuación, los horarios para llegar temprano y no perderse nada:

“Estamos disfrutando mucho tocar como lo estamos haciendo en todos estos conciertos y consideramos una bendición de vida poder brindar conciertos a estas alturas de nuestras vidas, que la gente nos elija todavía y de poder disfrutar de cada show”, le dijo el bajista Flavio Cianciarulo a Rolling Stone en junio, cuando salieron a la venta las entradas para este concierto.

Y agregó: “Disfrutamos de ensayar y de tocar las canciones que tocamos. Estamos ante la verdadera motivación de lo que el escenario es para nosotros, disfrutamos de vernos unos al otro, somos hermanos musicales que hacemos esto desde los veinte años. El placer de ver las caras de mis hermanos, de mis hijos que también están ahí arriba, está mi ahijado, Florián, poder tocar y mirar la cara del tío Spike, de Fernando, de Gaby. Somos muy felices y eso es algo invaluable”.

(Foto: Archivo Rolling Stone)

Los Cadillacs batieron el récord de convocatoria en la mística Plaza de la Constitución de México, que hasta aquí ostentaba un concierto de Grupo Firme, banda de música regional mexicana, que el año pasado había reunido 280.000 almas en el mismo espacio. “El Zócalo es un lugar de una energía muy vibrante”, contó Flavio con entusiasmo. “Basta con investigar un poco y ver todas las cosas que han ocurrido en aquel lugar y el magnetismo que tiene, que es enorme y tremendamente energético; donde hubo un templo de los habitantes originarios de México, donde una cultura pisó a la otra cuando llegó y construyó catedrales con piedras extraídas de la pirámide misma y donde, sepas o no sepas de historia, la energía está ahí y se manifiesta de manera mágica”.

En esa misma plaza, los Cadillacs confirmaron el amor mexicano con un show inolvidable, donde no faltaron los hits como “Manuel Santillán, El León”, “Demasiada presión”, “El genio del dub”, “Carnaval toda la vida”, “Mal bicho”, “Matador” y, entre otros, “V Centenario”. En ese tema, Flavio recuerda aquella historia sangrienta: “Latinoamericano descorazonado/ Hijo bastardo de colonias asesinas/ Cinco siglos no son para fiesta/ Celebrando la matanza al indígena”.

“Cuando subimos al escenario no podíamos creer ese maremágnum de gente inacabable”, dijo Flavio. “Y entre las varias situaciones mágicas e intensas que ocurrieron esa noche, hubo una muy especial para nosotros: durante toda la jornada el cielo había estado nublado y cuando empezamos a tocar ‘Siguiendo la luna’, de repente, una nube se corre y se asoma la luna. Duró lo que duró el tema y luego volvió a ocultarse. Nosotros pusimos en el escenario una foto de nuestro queridísimo hermano musical, que se fue de viaje por otras vidas, el Toto (Rotblat), un miembro tan importante y fundamental para la banda, y de alguna manera sentimos que él estaba ahí y que nos estaba regalando la luna”.

CONTENIDO RELACIONADO