Ley de cannabis: cinco claves sobre la nueva reglamentación del Gobierno argentino

Quince meses después de su sanción en el Congreso, se implementó el marco regulatorio para el cannabis medicinal y el cáñamo industrial

Por  ROLLING STONE

agosto 7, 2023

GENTILEZA CANNAVA

A través del decreto 405/2023, publicado este lunes en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional reglamentó la ley 27.669 que establece el marco regulatorio de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial.

Quince meses después de la sanción de la ley en el Congreso, aprobada el 5 de mayo de 2022 por la Cámara de Diputados con 155 votos a favor, 56 en contra y 19 abstenciones, la reglamentación de la norma permitirá, entre otras cosas, producir desde alimentos hasta cosméticos para humanos y animales a base de la planta de marihuana.

(Foto: BOGDAN)

5 claves sobre la ley de cannabis:

1. Se pone en funcionamiento la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame), el Consejo Federal para el Desarrollo de la Industria del Cáñamo y Cannabis Medicinal y el Consejo Consultivo Honorario, que estará integrado por 20 miembros titulares e igual número de suplentes, de actuación ad honorem.

2. Se adopta el sistema de Ventanilla Única para la Industria del Cáñamo y el Cannabis Medicinal, para la gestión de trámites vinculados a la emisión de autorizaciones, licencias y certificaciones necesarias.

3. Ante el incumplimiento de las disposiciones que regulan la producción industrial de cannabis medicinal pueden aplicarse sanciones como la suspensión de la autorización para desarrollar la actividad y/o multas que pueden ir desde $10.000 a $30.000.000.

4. En el caso de la industria del cáñamo, el objetivo es reintroducir en Argentina su uso y todos sus derivados: alimentos, materiales de construcción, fibra textil, celulosa y bioplásticos de bajo impacto ambiental.

5. También se busca fomentar la investigación científica y el progreso tecnológico del sector en el país, que “posee claras ventajas comparativas para su desarrollo […] por las capacidades científicas y tecnológicas en materia agrícola e industrial, así como las propicias condiciones climáticas y de suelo del territorio nacional”, señala el decreto presidencial.

CONTENIDO RELACIONADO