diciembre 14, 2022

Arbby, explorando nuevos caminos para el género urbano

El artista colombiano viene desarrollando un trabajo muy prometedor que se fundamenta en la exploración sonora

Por  ROLLING STONE

Arbby

Hace tiempo ya que el género urbano viene necesitando figuras que se atrevan a expandir los horizontes sonoros, estéticos y líricos de este fenómeno que actualmente domina al mundo entero. Para mantener esa posición de privilegio, es fundamental que aparezcan personajes dispuestos a recorrer nuevos senderos, y eso es justamente lo que parece hacer Arbby.

Con apenas un par de sencillos, el artista colombiano ha mostrado un claro interés por enriquecer el panorama de la música urbana. ‘Esa boquita’ coquetea con el merengue y el afrobeat, haciendo uso de esas guitarras tan representativas, que han inspirado a muchísimos artistas del Caribe; por otra parte, ‘Mil razones’ se acerca más al pop y el R&B, conservando la guitarra como elemento determinante, pero con brillos de blues y funk.

En este caso particular, resulta muy interesante que un artista tan joven busque abrirse camino con este tipo de experimentos, desafiando la zona de confort en la que puede ser muy fácil caer si se siguen los pasos de algunas grandes figuras del género urbano. Arbby parece saber que para llegar a lo más alto es necesario proponer cosas nuevas, mientras se recorren los primeros pasos en una escena tan competida.

Quienes, como él, empiezan a dar la batalla, deben hacerlo desde lugares que el gran público no podría imaginar cuando ve a las estrellas del reggaetón en las tarifas más imponentes del planeta. Colegios, universidades, centros comerciales, discotecas, y toda clase de eventos, definen el comienzo de cualquier artista que quiera llegar lejos.

Arbby, que es oriundo de Pamplona, en el departamento de Santander, ha empezado ese camino con pie derecho, y es muy probable que pronto empecemos a verle colaborando con personajes cada vez más grandes, subiendo a tarimas más desafiantes, y conquistando públicos mayores.

Trending