noviembre 18, 2022

La historia de Ángela Álvarez, la cantante cubana de 95 años que ganó un Latin Grammy a… Mejor Nuevo Artista

Impulsada por nieto y productor, la mujer se animó a meterse a un estudio para registrar las obras que había escrito durante toda su vida

Por  ROLLING STONE

(Foto: Getty Images North America)

La cantante cubana Ángela Álvarez rompió un récord: a sus 95 años, se convirtió en la ganadora más longeva del Latin Grammy a Mejor Artista Nuevo. Y compartió el premio con Silvana Estrada, en un empate técnico que fue anunciado por la argentina María Becerra.

El jueves se llevó a cabo la 23° ceremonia de premiación a lo mejor de la música latina en Las Vegas, Estados Unidos. Además de las consagraciones de Rosalía (Motomami fue elegido como el Álbum del Año) y Él mató a un policía motorizado (Unas vacaciones raras se llevó el galardón en la categoría Álbum Rock), o los siete Latin Grammy que obtuvo el uruguayo Jorge Drexler, Álvarez protagonizó uno de los momentos más inspiradores de la noche.

«Me gustaría agradecer a la Academia y a todos aquellos que me han ayudado a llegar a este momento. Muy especialmente a mi hija Marucha, que sé que está disfrutando este momento y se siente muy orgullosa de su madre», expresó la cantante escoltada por Carlos José Álvarez, su nieto y productor, que también fue mencionado en el discurso.

«Él fue el que me ayudó para que pudiera estar aquí en este momento. Y quiero dedicar este premio a Dios y a mi patria querida, Cuba, que nunca la podré olvidar. Y a aquellos que no han realizado sus sueños… Aunque la vida sea difícil, siempre lo puedes lograr. Nunca es tarde», afirmó.

Aunque Ángela siempre quiso dedicarse a la música, su padre nunca aprobó la decisión. «A él le gustaba que yo cantara, pero cuando le dije que yo quería ser artista, me dijo: ‘¡Ay, mi única hija! No, no, no’. Sin embargo, siempre mantuve en mi mente la idea de que quería grabar un disco», dijo la cantante en una entrevista con CNN.

La idea, afortunadamente, se pudo materializar el año pasado con la salida de su ansiado álbum homónimo. Un puñado de 15 canciones donde la cantante cuanta sus vivencias, añoranzas y su visión de cubana en los Estados Unidos.

Ángela dejó su país en 1962, luego de enviar a sus hijos a Miami en la recordada Operación Peter Pan. «Cuando me dieron el vuelo de salida de La Habana a Miami y el avión levantó el vuelo, estaba sentada en la ventanilla y miré por la ventana… Vi a mi Cuba allá abajo. Y dije: ‘Ay, Cuba… ¡Qué linda tú eres! ¿Cuándo te volveré a ver? Y todavía no me he ido», recordó.

Cuando su nieto le propuso meterse a un estudio y grabar las canciones que cantaba en su casa, ella no lo dudó. Era la oportunidad ideal para dejar una huella con su música. «Yo me sentí muy, muy orgullosa de poder contar mi historia, para tocar personas que han pasado probablemente lo mismo, o más de lo que yo he pasado. Hay personas que se rinden, pero yo no me rendí. Yo siempre luché», aseguró.

Trending