noviembre 25, 2022

Andrés Calamaro y esas canciones que lo hacen sentir inmortal

Después de casi tres años, el músico volvió a subirse a un escenario porteño y ofreció su versión más expansiva y hitera en una noche para enmarcar

Por  SEBASTIÁN RAMOS

Foto: Gustavo Correa

“Algo me hace sentir inmortal/ Algo me hace sentir bien y mal/ Veo en el espejo lo que fui ayer/ Nada me parece similar, lo olvidé”. Andrés Calamaro avanza en plan crooner sobre “All You Need Is Pop”, una de las gemas de su disco quíntuple El Salmón (2000). Es el sexto tema del concierto que ofreció anoche en el Movistar Arena y los versos hablan por él, arriba de un escenario porteño tras casi tres años de ausencia debido a la pandemia. Calamaro en modo expansivo, feliz de estar vivo, recorriendo todos sus pasados en poco menos de dos horas: de Los Rodríguez a El Cantante y del Bohemio a Los Abuelos de la Nada. Un repertorio de clásicos que lo hace sentir inmortal, que lo hace sentir bien y mal.

Atrás parece haber quedado aquel Comandante en el encierro por el covid, que le confesaba a Rolling Stone que estaba “feliz en cuarentena”, que prefería aquello “antes que ir de gira toda la vida”, porque, al fin de cuentas, “dos horas con quince mil personas delante no es algo normal”.

Foto: Gustavo Correa

A Calamaro, aquí y ahora, se lo ve contento, exultante y transmite una energía que las quince mil almas presentes agradecen cantando cada estrofa, sonriendo con cada gesto o pasito de baile cómplice que regala como si realmente éste fuera su lugar en el mundo. All You Need Is Pop. Aunque, en rigor, esta vez podría reescribirse como All You Need is Rock, ya que el músico se apoya en esta gira en un formato de quinteto rockero (Calamaro con guitarra al hombro durante casi todo el show, German Wiedemer en teclados, Mariano Domínguez en bajo, Julián Kanevsky en guitarra y Martin Bruhn en batería), que le permite tanto mostrar su amor por el sonido de rock clásico norteamericano ( “Me arde”) como su versión más filosa y ricotera (“Alta suciedad” o “El salmón”).

El arranque con “Bohemio”, “Cuando no estás” y “Verdades afiladas” es la intro guitarrera para su primera parada en Los Rodríguez y el recuerdo entrometido de “Para no olvidar”. Luego del gran momento de “All You Need Is Pop”, llegaría el turno de la única invitada de la velada, Zoe Gatusso, que le sumó elegancia a “Tantas veces” y se acopló con naturalidad al segmento más intimista, que Calamaro coronó poco después con el preciosismo de “Los aviones”.

Foto: Gustavo Correa

A horas nomás de conmemorarse el segundo aniversario de la muerte de Diego Maradona, el show confirma aquello que ya ex vox populi: D10s está en todas partes. Calamaro recuperó el tema que le escribió al futbolista (“Maradona no es una persona cualquiera, es un hombre pegado a una pelota de cuero”, canta en el tema incluido en Honestidad brutal, 1999) y lo enganchó a una sentida versión de “Espérame en el cielo” (“si es que te vas primero/ espérame que pronto yo me iré/ ahí donde tu estés”), de Los Panchos. Poco después erizaría la piel de todos con “Estado Azteca” (sí, claro, el mismo donde Maradona levantó la copa en el 86) y sumaría un doblete maradoneano con “Para siempre” (compuesto con Juanse) y “Mi enfermedad” (tema de redención con el que el mismo Diego decidió volver a las canchas luego de una de sus temporadas en el infierno, allá por 1992, en el Sevilla de la liga española).

De allí en más, un hit tras otro, con “Tuyo siempre” con coda de “Mil horas” (en la platea, el mismísimo Daniel Melingo sonrió ante la cómplice ocurrencia y se apuró a filmarlo con su celular, como un fan más), “La parte de adelante” y “Loco”, como para recordarle a todos en el estadio la cantidad de veces que le ha puesto palabras y frases a nuestras vidas.

Foto: Gustavo Correa

¿Más? Sí, por supuesto. Y sin parar. “Sin documentos”, “El salmón”, “Flaca” y “Alta suciedad”, con la banda encendida y a pura zapada con espíritu Santana circa años 70 y el Comandante a sus anchas, con bandana negra y de calaveras ajustada debajo de su melena enrulada, desafiando con aquel verso profético pre crisis de 2001: “Señor banquero, devuélvame el dinero/ por ahora es lo único que quiero”. El cantor canta y lo hace muy bien.

“Paloma” en voz del público fue el primer cierre para luego dar por terminada la faena con un bis de dos canciones: el perfecto “Crímenes perfectos” y el emotivo “Los chicos”, dedicado a los amigos que ya no están y que Calamaro les rinde homenaje desde las pantallas, con retratos de Mariano Mores, Sandro, Luca Prodan, Federico Moura, Julián Infante, Miguel Abuelo, Pil Trafa, Palo Pandolfo, Marciano Cantero, Pappo, Luis Alberto Spinetta, Gustavo Cerati y, por supuesto, Diego Maradona.

“Algo me hace sentir inmortal”, canta Calamaro en “All You Need Is Pop” y anoche demostró una vez más que ese algo, sin dudas, son sus canciones.

Foto: Gustavo Correa

Trending