50 grandes en la historia del rap en español

Un reconocimiento a las figuras más importantes del género en nuestro idioma

Por  ROLLING STONE

enero 2, 2024

Fotos: Eri Milosavlevic, INTI GAJARDO, CORTESÍA JAISON NEUTRA, María Alejandra Villamizar, Cortesía Universal Music, m. cebrian. Ilustración: Santiago Sanabria Uribe

Hace poco se celebraron los 50 años del rap en una fecha con la que más o menos hubo un consenso para la conmemoración. Las cinco décadas de esta cultura tienen como referente inicial la fiesta donde se presentó DJ Kool Herc el 11 de agosto de 1973 en el número 1520 de Sedgewick Avenue, en el Bronx, Nueva York. Sin embargo, ese consenso resulta difuso cuando se recuerdan las historias de gente como The Jubalaires con ‘Noah’, Pigmeat Markham y ‘Here Comes The Judge’, o The Last Poets con su poesía revolucionaria en favor de los derechos civiles de la población afroamericana, por mencionar solo algunos nombres.

Una discusión similar puede darse en torno a la aparición de la primera canción de rap en español; un montón de nombres surgen cuando se busca este hito, y se habla de gente como P.J. LaBoy con ‘Baya latinos’, Joe Bataan y su versión en español de ‘Rap o Clap O’, o Perucho Conde con ‘La cotorra criolla’. Hay quienes atribuyen el honor al puertorriqueño Glenn Monroig y ‘No finjas’, pero este tema sería publicado en 1983, cuando ya habían pasado muchas otras cosas.

En 1980 tres disc jockeys de Medellín hicieron la que vendría a ser la primera grabación de rap en Colombia (‘Rappers at Night’) sobre una pista de ‘Good Times’, de Chic. Por otra parte, algunos también recuerdan a Mr. Schick, de The Mean Machine, y su ‘Disco Dream’ de 1981, como el primer caso en el que un artista del hip hop presentó sus rimas en español.

A finales de los 70 y comienzos de los 80, varios salseros, rockeros y humoristas latinos emplearon estrofas rapeadas en sus canciones, y es imposible olvidar hitos como ‘El jardinero’ (1984), del insigne merenguero Wilfrido Vargas, que para muchos contiene el primer rap que llegó a sus oídos, en la voz del gran Eddy Herrera.

Con el tiempo, el rap empezó a ganar cada vez más espacio en la música iberoamericana, y años después las emisoras juveniles ya incluían en su programación el espanglish de Mellow Man Ace con ‘Mentirosa’, o la legendaria ‘Mi abuela’, de Wilfred y la Ganga en la segunda mitad de los 80. En 2004 Molotov incluyó una versión de ‘Mi abuela’ en su álbum Con todo respeto, acompañada por covers de Misfits, Beastie Boys y muchos otros; esto nos da una dimensión del impacto que lograban estos primeros temas que se masificaron.

Más allá de todas esas discusiones hay una cosa clara, y es que el rap en español hoy ha alcanzado un lugar de muchísima importancia, con figuras que logran cifras impresionantes en sus conciertos y plataformas, evidenciando el crecimiento evidenciado durante más de cuatro décadas.

Desde la leyenda de Canserbero hasta el activismo de Ana Tijoux, pasando por el éxito en MTV de Control Machete e Illya Kuryaki and the Valderramas, la potente trayectoria de Kase.O, las polémicas de Residente, el poderío de la Mala Rodríguez, o la emblemática carrera de La Etnnia, el hip hop en nuestro idioma tiene una historia que merece celebrarse.

Este es un año para recordar y rendir tributo a las más grandes figuras en la historia del rap que se ha hecho en nuestro idioma, por eso nuestro equipo editorial ha invitado a algunas personas expertas para dar forma al presente listado, que busca aplaudir a quienes nos han hecho poner el puño en alto con sus rimas en castellano.

50. Bocafloja

Creador multifacético, Aldo Villegas es un prominente exponente del hip hop de la Ciudad de México. Inició su carrera en los 90 con grupos como Lifestyle y Microphonk, pero a comienzos de este siglo dio inicio a su camino como solista. Ha contado con un importante reconocimiento por su activismo, su trabajo como escritor, y por álbumes como Patologías del invisible incómodo y Cumbé.

“Parte de mi responsabilidad política es cuestionar la forma en la que se construyeron estos preceptos de nacionalidad, ciudadanía, identidad cultural e identidad política en el contexto de México y de Latinoamérica”, dijo en alguna ocasión a revistakuadro.com . MG

49. Snow Tha Product

Snow Tha Product [Andrea Gonar]

Snow Tha Product es una rapera mexicoestadounidense nacida en San José, California, en 1987; su padre michoacano la introdujo a la música mariachi desde pequeña.

Llegó a la escena musical como artista independiente, hasta que en el 2012 firmó contrato para una disquera con la que lanzó su EP, Halfway There… Pt. 1 en 2016. Tiempo después, ella tomó la decisión de publicar su música bajo su propio sello, Product Entertainment.

Su discografía es reconocida por sus canciones tanto en español como en inglés y, el año pasado, lanzó su primer álbum de larga duración, To Anywhere, una segunda parte de su primer EP. En el año 2021, fue nominada al Latin Grammy por su canción con Bizarrap, ‘Burp Music Sessions, Vol. 39’. Actualmente se encuentra en medio de su gira, The Quince I Never Had. PM

48. Lápiz Conciente

El rapero dominicano Lápiz Conciente lleva en la música desde los 13 años, pero no fue sino hasta 2010 con su canción ‘Yo soy papá’ con el que se hizo escuchar por todo el Caribe mientras rapeaba sobre las injusticias que se viven a diario en su país. En 2011, debutó en Europa con una gira muy esperada y grabó ‘Yo no te quiero perder’.

Colaboró con Calle 13 en el célebre ‘Tributo a la policía’. A lo largo de su carrera ha trabajado con grandes figuras del mainstream, como Romeo Santos o Juan Magán, y en los últimos años ha lanzado temas más románticos y cercanos a lo urbano. MT

47. Tempo

David Sánchez Badillo es Tempo, nacido en Ponce en 1977, y es uno de los raperos más importantes de Puerto Rico. A lo largo de su carrera, se ha adentrado en géneros como el gangsta rap, el reggaetón y el trap.

En 1996 tuvo sus inicios participando en producciones de otros artistas como DJ Joe, Mexicano 777, DJ Playero, entre otros, pero no fue hasta 1999 que estrenó su álbum debut Game Over.

En el 2002, Tempo fue detenido y condenado a 11 años de prisión por tráfico de drogas y posesión ilegal de armas. En el 2009, estrenó Free Tempo, álbum grabado durante su condena que cuenta con colaboraciones con Daddy Yankee, Tego Calderón, Arcángel, Wisin & Yandel y Jowell & Randy, por nombrar algunos.

Su lanzamiento más reciente, el EP Tempo es Tempo II, se estrenó en el 2022. PM

46. Portavoz

Portavoz es un destacado rapero, MC y productor chileno. Es conocido tanto por su trayectoria en el grupo Salvaje Decibel como por su carrera en solitario. Comenzó a escribir letras y crear beats a los 12 años. Es probablemente el exponente más relevante del rap político chileno. Su canción ‘El Otro Chile’ de su disco Escribo Rap con R de Revolución publicada en 2012, se convirtió en uno de los himnos del estallido social que vivió el país. En 2019 publicó su segundo álbum de estudio Millanao donde colabora con exponentes del rap como Ana Tijoux, Rxnde Akozta y Stailok. MT

45. Rapsusklei

Diego Gil Fernández AKA Rapsusklei, nació el 18 de marzo de 1980 en Zaragoza, España. Desde temprana edad, mostró su pasión por el rap, inspirado por referentes como Public Enemy y Cypress Hill. Inició su camino artístico bajo el nombre Puto Sark, y en 1995 lanzó su primera maqueta, Estado de locura. Su primer LP, Elipsis (2002), producido por Hazhe, marcó el inicio de una carrera sólida. En medio de colaboraciones exitosas con gente como Canserbero, Akapellah, McKlopedia o Charles Ans, ha lanzado álbumes y sencillos exitosos, que le han permitido obtener un sitio importante en el rap hecho en español. MT

44. Mare Advertencia Lirika

Cuando Mare se topó con el rap por primera vez, encontró en este un mundo de posibilidades para poner en palabras lo que quería expresar. Sus inicios los tuvo con DJ T-Bear y posteriormente con el trío Advertencia Lirika, siendo precursora del movimiento del hip hop en Oaxaca. La rapera zapoteca ha utilizado sus letras para cantar sobre las experiencias que la atraviesan como mujer de origen indígena, al igual que sobre problemáticas como la desigualdad social, la discriminación y el olvido estatal. Además de dedicarse a la música, ha impartido talleres de rap y ha participado en conversatorios con enfoque de género.

Junto a Vivir Quintana participó con ‘Árboles bajo el mar’ en la banda sonora de Black Panther: Wakanda Forever. MPB

43. Hispana

“A veces la gente piensa que mi rap es rudo o muy violento, pero yo creo que estoy reflejando la vida tal cual la vivimos en nuestro país”, le decía Hispana a ROLLING STONE en 2021, y así ha sido su música desde que debutó oficialmente en 2012 con su EP Mamba negra.

La primera canción de aquel disco sirvió como manifiesto de su proyecto artístico que desde entonces –y con tres trabajos de larga duración más– se ha caracterizado por su habilidad para no dar su brazo a torcer y por recalcar la valía de las mujeres en el rap hecho dentro y fuera de México. MPB

42. Las Ninyas del Corro

Felinna Vallejo y Laüra Bonsai conforman Las Ninyas del Corro, un dúo español de rap cuya semilla fue el trabajo colaborativo entre ambas raperas, pero que encontró buena parte de su inspiración tras la muerte repentina de Gata Cattana en 2017.

Al sentir la necesidad de compensar aquel vacío que había quedado en el hip hop de España, Vallejo y Bonsai se juntaron para formar Las Ninyas del Corro de una vez por todas. El grupo ya tiene el EP #Skit2020, el LP Onna Bugeisha y varios sencillos a sus espaldas, trabajos en los que rescata el sonido clásico del rap de los 90.

Su trabajo viene proyectándose con mucha fuerza, y están siendo reconocidas por grandes figuras como referentes importantes para el presente y futuro del rap español. MPB

41. Crack Family

La historia de Crack Family está rodeada por toda una mitología y montones de historias en torno a las vidas de Cejaz Negraz y Manny, pero lo cierto es que nadie ha descrito con tanta crudeza la vida en los barrios marginados de Bogotá.

Desde allí ellos lograron cosas inimaginables, como tener su música en el cine, convertirse en referentes para el rap underground de la región y alcanzar cientos de millones de reproducciones en sus plataformas. MG

40. N. Hardem

N. Hardem [Cortesía de La Vaga Comunicaciones-Noise Press]

Nelson Martínez es conocido en el medio como N. Hardem, y bajo ese pseudónimo se ha ganado un lugar entre los más duros y virtuosos en el hip hop de Colombia. Aquel título ya se ha ido expandiendo más allá de las fronteras gracias al esfuerzo que le ha dedicado a su proyecto musical desde Cine negro (junto a Soul AM) en 2014.

Tras una serie de EPs, en 2021 presentó su primer trabajo de larga duración al que bautizó Verdor y en donde hay contribuciones de otros colegas de la escena independiente del país como Briela Ojeda, Edson Velandia, Lianna y su gran colaborador Gambeta, que produjo el inolvidable Lo que me eleva, de 2017.

El periodista colombiano Santiago Cembrano, uno de los más reconocidos de la escena, llegó a definir a N. Hardem como “el rapero favorito de tu rapero favorito”. MPB

39. Daddy Yankee

Sí, Daddy Yankee es reconocido por ser uno de los pioneros del reggaetón y uno de los principales responsables de la expansión del género a inicios de los 2000. Pero antes del fenómeno que desencadenó ‘Gasolina’ y de convertirse en The Big Boss, el cantante tuvo sus raíces en el rap, el dancehall y el raggamuffin. Participó en varios mixtapes de DJ Playero y en 1995 debutó con su EP No Mercy. Antes de su consagración en el reggaetón con Barrio fino, sus canciones no podían encasillarse en un solo ritmo, pues se trataban de una fusión de sonidos urbanos que se interconectaban hábilmente con el rapeo de Yankee. Y que nadie olvide la maravilla que hizo con Snoop Dogg en ‘Gangsta Zone’. MPB

38. Rapper School

DJ Deportado, Norick, Street y Warrior conformaron la formación clásica de ‘La Promoción Lunátika’, el apodo por el que también se conoce a Rapper School. La agrupación peruana de rap irrumpió en el panorama musical de su país a finales de los 90, pero no fue sino hasta 2004 cuando presentó su primer trabajo, Puliendo el micro.

Aunque cada uno de sus miembros ha desarrollado proyectos personales, únicamente Street tomó la decisión de abandonar a ‘la escuela’ por falta de tiempo. Sin embargo, el ahora trío permanece activo, perpetuando su legado como precursor del rap en Perú y uno de los grupos icónicos en la región. MPB

37. Gera MX

Gera MX [Khristio]

Se trata de uno de los raperos más grandes de México y América Latina, y ha colaborado con algunas de las figuras más populares de la región en la actualidad (Aczino, Snow Tha Product, Santa Fe Klan, Chales Ans, Toteking, Kenia OS, Nanpa Básico y Christian Nodal, entre muchas otras). Es empresario e impulsor de nuevos talentos. Escenarios de alrededor del mundo han coreado sus letras y su voz está en unas de las canciones más escuchadas en los últimos años, pero el camino no ha sido fácil.

Gerardo Daniel Torres Montante creció en un barrio llamado San Sebastián, en San Luis Potosí, México, y después se mudó a Mirador de las Mitras, en Monterrey. “Fue porque me metí en problemas en San Luis. Fue un cambio bien radical para mí”, recuerda. “Y me dolió un poco dejar a toda mi raza, aunque también conocí a un chingo de raza bien chida, con una perspectiva completamente diferente. Entre esas dos culturas, la potosina y la regia, me formé de una manera que me gustó. Si una frase resumiera mi infancia y mi personalidad, sería: ‘No te rajes y no dejes morir’”, ha dicho a ROLLING STONE. PM

36. Aczino

Mauricio Hernández González nació en Nezahualcóyotl, Estado de México, en 1991, y se adentró en el mundo del rap y freestyle mexicano como Aczino. En 2008, a sus 17 años, participó en su primera edición de la competencia Red Bull Batalla de los Gallos y llegó a cuartos de final.

A través de su carrera, ha acumulado cerca de 30 títulos de competencias a nivel nacional e internacional, llegando a ser reconocido por el público y los expertos como el mejor exponente de habla hispana.

En América Latina no tiene sentido hablar de batallas sin mencionar su nombre, y él se ha proclamado como “el mejor maldito freestylero que se ha parido”. El éxito como freestyler y la popularidad alcanzada le permitieron empezar una carrera grabando su música, y firmar un contrato discográfico con Universal Music México.

En el 2019, lanzó uno de sus sencillos más populares, ‘Bizarrap Freestyle Sessions, Vol. 8’, junto a Bizarrap. Este año, se estrenó su álbum más reciente, El G.O.A.T, que incluye colaboraciones con Gera MX, Santa Fe Klan, y más. PM

35. Apache

Larry Rada descubrió la escena del hip hop en Venezuela a finales de los 90, quedando fascinado con los principales elementos del movimiento. Entre el baile y el freestyle, y ya habiendo adoptado el sobrenombre de Apache, Cuarto Poder lo invitó a hacer parte del grupo, llegando a publicar cuatro álbumes, a salir de gira por diferentes ciudades e incluso a crear la música para producciones de televisión.

Como solista, presentó su primer LP en 2009 (Sin afina’ mucho) y desde entonces su trabajo se ha mantenido constante. Actualmente, es considerado como uno de los más grandes exponentes del rap de su país junto a Canserbero, con quien grabó el legendario Apa y Can. MPB

34. Foyone

Su nombre real es Pedro Armando Navarro, y nació en 1991 en Málaga, España. Su primer sencillo fue lanzado en 2011, mismo año en que estrenó su álbum debut, Mi zoológico.

A principios de su carrera musical, Foyone creó la serie de freestyle #RapSinCorte, la cual mantiene hasta la actualidad y le lleva a grabar sencillos alrededor del mundo. En el 2021, lanzó su álbum más reciente, RAPSINCORTE. EL ALBUM, una colección de las 50 ediciones que ha creado para la serie a lo largo de 10 años.

Foyone es actualmente una de las más grandes figuras del rap español, y hasta la fecha ha presentado ocho álbumes de estudio y cuatro EPs. PM

33. Original Juan

Nacido en República Dominicana, es un MC que se ha ganado reconocimiento internacional; autodenominado como “uno de los tipos más raperos del mundo”. En el 2014, lanzó su álbum debut, Rap and Roll, junto a Gordo del Funk. Dos años después volvieron a unir fuerzas en el exitoso Dominican Most Wanted, disco que incluye colaboraciones con gente como Kase.O, P8 Guevara y más.

En el 2021, Original Juan estrenó DOMINICAN GANG STAR, álbum que alberga éxitos como ‘La Esencia’ y ‘I Don’t Give a Fuck’. El emblemático rapero dominicano cuenta con una sólida base de fans que actualmente llena sus conciertos en distintos lugares de América Latina. PM

32. Norick

Norick Gamarra Guevara nació en Lima en 1984, y en 1999 formó Rapper School junto a Warrior, Street y Dj Deportado, una agrupación que lideró la explosión del hip-hop en el Perú. Norick cuenta con una extensa discografía como parte de Rapper School y como solista; además, su trabajo constante en giras y conciertos por Europa y América le ha permitido alcanzar el respeto de la escena rapera en toda América Latina.

Sus letras suelen enfocarse en las problemáticas sociales que afectan a los sectores populares y juveniles de la población, y este año estrenó su álbum de estudio Cuando todo pase. PM

31. Santa Fe Klan

Ángel Jair Quezada Jasso nació en noviembre de 1999 en Santa Fe, Guanajuato, México. Como Santa Fe Klan se ha vuelto un referente del rap mexicano por la hábil inclusión de varios géneros musicales en sus composiciones, desde hip hop hasta regional mexicano, corridos y cumbia. Ha trabajado con artistas como Camilo Lara (Instituto Mexicano del Sonido), el colombiano Nanpa Básico y Gera MX. Quizás su colaboración más destacada sea la de ‘Grandes ligas’, en la que acompañó a Snoop Dogg, Alemán, Lupillo Rivera y B-Real (Cypress Hill).

Su tema ‘Soy’ fue incluido la banda sonora de Black Panther: Wakanda Forever, de Marvel. “¡Viva México!”, canta Santa Fe Klan en el tema.

Pero su éxito y estilo musical no son lo único que caracteriza a Santa Fe Klan; el artista de 22 años ha sabido mantenerse fiel a sí mismo y a sus valores. Su humildad y honestidad lo acompañan en su camino hacia la cima, para él es muy importante mantenerse cercano a su barrio y a las personas que desde el inicio han estado a su lado. PM

30. Trueno

Mateo Palacios Corazzina, nació en Buenos Aires en el año 2002, y con solo 21 años ya tiene un lugar entre los más grandes raperos de la historia argentina. A sus 14 años, ganó la competencia A Cara de Perro Juniors y continuó participando en diversos torneos, poniendo su nombre en los primeros lugares. Desde entonces sus videos en YouTube, como ‘K.I.N.G.’ o ‘4 AM’, vienen acumulando millones de visualizaciones, sumándose a los grandísimos éxitos de la actualidad.

En el 2019, su colaboración con Bizarrap en ‘BZRP Music Sessions #16’ lo puso en el foco de atención. El siguiente año estrenó su álbum debut Atrevido, que incluye el sencillo ‘Mamichula’ junto a Nicki Nicole, que rápidamente escaló las listas de éxito.

En 2022 lanzó ‘Bien o mal’, uno de los mejores álbumes de ese año, en el que demuestra su capacidad junto a gente como Víctor Heredia y Nathy Peluso. PM

29. 7 notas 7 colores

Oliver Gallego, conocido popularmente como Mucho Muchacho, estuvo siempre al frente de la agrupación catalana, que funcionó formalmente entre 1993 y 2002; con un estilo crudo y escueto logró que un público más allá de los nichos se fijara en 7 notas 7 colores, dando origen al que muchos definen como el primer gran fenómeno rapero de la península.

Su álbum debut, Hecho, es simple (1997), representa uno de los cimientos del rap hecho en España, y contiene clásicos como ‘Buah’ y ‘Con esos ojitos’. Este primer disco vendió una cantidad aún no determinada de copias, se ha hablado de 20 mil, 30 mil o 50 mil unidades, una barbaridad para la movida independiente en esa época. Hecho, es simple se ha reeditado exitosamente para celebrar sus aniversarios, que en 2017 incluyeron algunas presentaciones en vivo. MG

28. Alemán

Alemán [Cortesía Sony Music]

Erick Raúl Alemán Ramírez hizo una búsqueda incansable por una identidad propia, un sonido inconfundible y una voz característica, y eso es lo que lo ha traído hasta aquí. “Siempre he buscado la autenticidad”, dice Alemán. “Desde que empecé a hacer rap recuerdo que me frustraba mucho cuando echaba una rima y me decían ‘Eh, wey, rapeas como tal’ o ‘Nah, wey, suenas a este bato’, yo siempre he intentado sonar a mí mismo, tengo que sonar a Alemán”.

Al pensar en referentes del hip hop latinoamericano actual inmediatamente viene a la mente Alemán. Además de colaborar con los más grandes a nivel mundial y haberse presentado en importantes escenarios, su mérito está detrás del característico sonido y el estilo que el oriundo de Los Cabos ha acuñado, además de en cómo su trabajo ha sido vital para que el rap mexicano traspase fronteras. PM

27. WOS

Wos [Eugenio Mazzinghi]

Hoy es una de las figuras más importantes en el rap iberoamericano, con cifras astronómicas en sus plataformas y redes sociales, pero comenzó desde abajo, en los encuentros de freestyle, que lo vieron llegar a ser campeón de El Quinto Escalón y de la Batalla Internacional de RedBull. Joaquín Vismara, de ROLLING STONE Argentina, describe a WOS (Valentín Oliva), como “un rapero con linaje rockero y compromiso político”.

Con solo 25 años, ya ha alcanzado tan buena reputación, que se ha dado el gusto de colaborar con gente como Ricardo Mollo (Divididos), Nicki Nicole, Residente y Molotov. Vetusta Morla le invitó a participar en el concierto que dio origen al álbum Bailando hasta el apagón; su intervención en ‘Consejo de sabios’ llevó la canción a un nivel que nadie imaginaba posible para una composición tan maravillosa.

“No para de toser, trabajando doce horas / Cobra dos monedas al mes pa’ mantener cuatro personas / Y no hables de meritocracia, me da gracia, no me jodas / Que sin oportunidades, esa mierda no funciona / Y no, no hace falta gente que labure más, hace falta que con menos se pueda vivir en paz”, rapea WOS en ‘Canguro’, el más grande de sus éxitos. RD

26. ToteKing

Manuel González Rodríguez nació en Sevilla, España, en 1978. Manuel pasó a Manolote, de ahí a Tote y así surgió Toteking. Hoy es considerado uno de los grandes referentes para el hip hop de su país. Empezó en la música como parte de La Alta Escuela, una de las bandas pioneras del rap en Sevilla, y después empezó una exitosa carrera en solitario. Tote “no se resiste a ningún estilo, pasa del boom bap clásico al rap rock, los aires latinos o las sonoridades del trap, él sigue ahí rapeando espléndido, rápido, con nervio y el verbo más afilado que nunca”, dice acertadamente su página oficial.

Toteking llegó a estudiar filología y sus letras están cargadas de múltiples referencias ingeniosas. Se ha pronunciado en contra de los medios masivos, el clero, y las vanidades, entre muchas otras cosas. En ocasiones ha sido denominado como “el MC con mejores letras del rap español”.

Sobre el miedo que afrontó al escribir su libro Búnker, dijo al periodista Santiago Cembrano: “Mucha gente escribe con esa valentía porque no lee, pero yo leo mucho, y no quería debutar para ser una mierda”. Eso nos da una idea de su rigor a la hora de afrontar la pantalla en blanco.

Con su disco Lebron estuvo nominado al Grammy Latino como Mejor Álbum de Música Urbana en 2018. PM

25. Cartel de Santa

Cartel de Santa nació en Santa Catarina, Nuevo León, en México, a finales de la década de los 90. El grupo estaba conformado por Babo, Román ‘El Mono’ y Dharius, quien dejó la agrupación en 2013.

Con Cartel de Santa: Vol. I, su primer álbum, el grupo saltó a la fama en 2002 y canciones como ‘Todas Mueren Por Mí’ y ‘Perros’ comenzaron a sonar en los altavoces por todas partes. Su segundo material llegó en 2005 y los cimentó como una de las bandas más importantes del género.

En 2006 llegó Volumen ProIIIbido, pero unos meses después, Babo fue arrestado por matar accidentalmente a un amigo, historia que cuenta en ‘Cosas de la vida’, una canción de su álbum lanzado en 2008, cuando él salió de prisión. El disco también tiene canciones icónicas como ‘Vato sencillo’ y otras que narran las experiencias del vocalista.

Después la agrupación continuó lanzando material y colaborando con otros referentes del rap. Hoy se mantienen como una de las bandas del género más populares en México. PM

24. Illya Kuryaki and the Valderramas

Han pasado ya tres décadas desde que Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur empezaron a conquistar el continente con sus rimas, y hoy todavía hay gente que no los considera raperos en todo el sentido de la palabra. Eso probablemente se deba a que -reflejando una sorprendente ambición artística- su discografía ha incluido muchos otros géneros, y a la versatilidad que les permite cantar como se debe. “Para los rockeros éramos demasiado raperos y, para los raperos, éramos demasiado rockeros”, ha dicho Dante Spinetta; y ya quisieran los puristas haber alcanzado la mitad de su éxito, y lograr el nivel musical de clásicos como ‘Abarajame’, ‘Coolo’, ‘Chaco’ o ‘Expedición al Klama Hama’.

Los álbumes en vivo de grandes raperos brasileros, como Marcelo D2, Criolo y Emicida, recuerdan por momentos la joya que Illya Kuryaki and the Valderramas elaboró en su Ninja Mental MTV Unplugged. RD

23. Gabylonia

Esta rapera irrumpió en el panorama del hip hop en Venezuela en 1999 con el grupo Escuadrón X y participando en batallas de gallos, pero sería hasta finales de los 2000 cuando presentaría su primer trabajo discográfico, Hip Hop inteligente en frasco pequeño.

Al igual que otras mujeres que se abrieron paso dentro del género en la misma época, sus letras se han caracterizado por reclamar el espacio que les ha sido negado dentro de él. “La mujer es destreza, valentía y rudeza / ¿Quién dijo que la mujer solo sirve pa’ la limpieza? / Podemos ser raperas, lo que quieras, sin delicadeza”, rapeaba en ‘Soy mujer’, tema de su LP debut.

En 2012 llegaría el que quizás es su más grande hit, ‘Abuso de poder’, canción en donde protesta contra la brutalidad policial. Además de estar influenciada por el hip hop, también ha admirado el reggae y la salsa, tanto así que su segundo LP se llamó Lavoe. MPB

22. SFDK

SFDK es la sigla que equivale a “Siempre Fuertes De Konciencia”, y da nombre a un influyente grupo de rap sevillano que reúne a Zatu (Saturnino Rey, MC) y Acción Sánchez (Óscar Sánchez, DJ).

Sus canciones logran ir más allá de muchas convenciones sonoras del rap (‘Amaneceres’, ‘Defectos y taras’, ‘Espacio vital’), abordan reflexiones profundas y conscientes (‘Un pobre con dinero’), sin el tono de autoayuda panfletaria con el que nos aburren muchos de sus colegas, y son vehículos para lanzar rimas repletas de ingenio y verdad (‘Despacito, pero voy’, ‘Me queo en mi casa’).

A lo largo de su prolongada historia han hecho a un lado los radicalismos miopes, trascendiendo géneros y estilos, colaborando con gente como Kase.O, Kafu Banton, Beret, Movimiento Original, El Chojin y Sho-Hai, entre muchos otros.

Zatu y Acción Sánchez, se han ganado con virtuosismo, versatilidad y contundencia, el título de leyendas del hip hop iberoamericano; lo han conseguido con perfecto equilibrio entre sus convicciones raperas y su necesidad de explorar más allá de los moldes. RD

21. El Chojin

Se llama Domingo Antonio Edjang Moreno, pero en el medio se le conoce como El Chojin, y es uno de esos raperos que suelen ser nombrados como referentes del hip hop no solo en España, sino en toda Hispanoamérica.

Aunque la palabra “multifacético” se ha convertido en un cliché, porque ocasiones es utilizada a la ligera, este no es el caso; Chojin tiene un sinnúmero de producciones discográficas, entre sencillos, colaboraciones y álbumes de estudio como solista y con 995. Cuenta con un Récord Guiness por haber rapeado 921 sílabas en un minuto y ha publicado tres libros: Ríe cuando puedas, llora cuándo lo necesites, En 2084 y Siete martes. Ha presentado programas de televisión, impartido seminarios en instituciones educativas, y es maestro de Jiu-Jitsu.

En su obra ha abordado problemáticas como la discriminación y la violencia de género, llegando a impulsar iniciativas que buscan combatirlas mediante el hip hop. MPB

20. La Etnnia

La Etnnia [Andrés Oyuela]

Incansables y orgullosos, los hermanos Pimienta (Kany, Ata y Káiser), se criaron en el barrio de Las Cruces, en Bogotá, y llevan ya casi 30 años en esto. Como tantos otros, empezaron bailando la música que iba llegando en las películas ochenteras, y recibiendo lo que caía de contrabando en los viajes de algunos conocidos. Después empezaron a construir su primer álbum, el legendario El ataque del metano, un disco emblemático para la música colombiana, no solo en el espectro del rap.

A lo largo de tres décadas han lanzado ya más de 10 trabajos de larga duración, logrando siempre producciones de mayor sofisticación, pero el impacto de ‘Manicomio 5-27’ es casi imposible de superar. De unos años para acá vienen relanzando en vinilo cada uno de sus álbumes, en un trabajo muy profesional, todo de forma autogestionada.

La de La Etnnia es una trayectoria memorable, llena de colaboraciones con gente como Bomba Estéreo, The Game, Kafu Banton, Apache, Cormega, Sean Price, Tres Coronas o Kool G Rap, y su historia les ha abierto un lugar de honor en el rap de la región. MG

19. Rxnde Akozta

“Underground es una actitud y una mentalidad ante la vida, da igual si eres rap o no”, le decía Rxnde Akoztaa Noisey en 2016. Desde siempre, su filosofía se ha mantenido infranqueable. De origen cubano, conoció el rap a los nueve años cuando escuchó a Vico C en un casete de su padre. Con 15 formó su primera agrupación, Los Chamacos, y posteriormente Los Paisanos. Pasó de Cuba a vivir en Finlandia, España y Venezuela, donde la movida del hip hop cambió profundamente su perspectiva respecto a la música.

Independientemente de la longitud de su obra, a Rxnde Akozta le ha importado poco o nada el reconocimiento; él hace canciones que resuenen con su vida y le alegra que también conmuevan a otras personas que se ganen el día a día. La fama y los números son lo de menos, lo suyo es rap underground y no tiene la intención de abandonarlo. MPB

18. Mexicano 777

Israel Perales Ortiz nació en Puerto Rico en 1972. Su nombre viene de su amor por la música ranchera y en honor a su padrastro mexicano, Jaime, quien lo crio. Lamentablemente, en su infancia Perales descubrió que Jaime abusaba de sus hermanas gemelas, algo que denunció en televisión muchos años después. Su madre le pidió que guardara el secreto, pero eso lo persiguió durante toda su vida.

Salió de su casa a los 13 años. En 1993, después de realizar un robo a mano armada, se convirtió en un fugitivo y huyó de la ley durante 7 años. En 1995 lanzó su carrera musical y llegó a colaborar con artistas como Daddy Yankee. En 1998 lanzó Entre el bien y el mal, su álbum debut, que incluía la canción ‘Hagan ruido las pistolas’. El rapero se cimentó como uno de los más importantes e intimidantes del género. Perales falleció en 2015 debido a un cáncer de garganta.

La música de Mexicano 777 se caracterizaba por su voz rasposa, sus movimientos bruscos y su energía sombría, que asustó a más de uno de sus contemporáneos, y le valió un lugar de leyenda. PM

17. Lil Supa

Nacido como Marlon Morales en Caracas, en 1985, se enfocó inicialmente en el breakdance, el skate y el graffiti, antes de adentrarse en la música. Hizo parte del proyecto de hip hop Supremacy y en la primera mitad de los 2000 empezó a sacar temas en solitario.

Ha desarrollados proyectos como El Dojo, llegó a grabar con Canserbero, ha creado diversos alter egos en sus trabajos conceptuales, y en 2017 finalmente presentó su exitoso álbum ‘Serio’, que formalmente es su primer disco como solista.

No es un tipo mediático, no se muere por los engaños de las redes y la viralidad; le basta y le sobra con sus rimas poderosas, con la credibilidad que merecidamente ha ganado, y con el respeto de sus fans.

Hace parte de una brillante generación de raperos venezolanos que han ayudado a construir un proyecto que hoy sigue dando frutos, poniendo muy en alto el nombre de ese país en las grandes ligas del género. MG

16. Alcolirykoz

Alcolirykoz [Julián Gaviria]

En una esquina de Aranjuez, un barrio popular de Medellín, nació este trío conformado por Gambeta (MC) , Kaztro (MC) y Fa-Zeta (DJ). Desde sus comienzos fue evidente que en su rap abundaban la autenticidad, la destreza y la profundidad.

Con ‘Comediantes de velorio’ la gente empezó a interesarse, ‘El despilfarro’ se convirtió en un himno imposible de repetir o resumir, ‘Anestesia local-Episodio 2’ la sacó del estadio, y ‘El salón de la injusticia’ prestó sus frases a marchas y protestas multitudinarias. ‘Tararea’ los llevó a sonar en Netflix, y ‘Otra canción larga’ merece un capítulo aparte porque con toda su magia puso en ridículo a todos esos raperos que se autodenominan “poetas”.

Los últimos años han sido de un crecimiento imparable, con reconocimiento y admiración por parte de la gran industria (que ellos miran con merecido desdén), conciertos a reventar y muchos hits que han renovado el sólido catálogo de Alcolirykoz. “Es el rap de un par de primos y un amigo del barrio, que son una familia, un barrio, todos los barrios”, ha escrito la periodista Sara Kapkin, una de las personas que más juiciosamente ha documentado la carrera de los NinjAZ.

En julio de este año dieron una lección inolvidable al llenar (en serio, sin aviso de SOLD-OUT imaginario) el Movistar Arena de Bogotá con un proyecto nacido y gestionado desde la más radical independencia. RD

15. Arianna Puello

Hablar de mujeres pioneras en el rap en español es hablar de Arianna Puello. Nacida en República Dominicana y criada en España, comenzó a rapear a los 16 años, cuando conoció la escena del hip hop en Salt, municipio en la provincia de Gerona. Debutó en la música como Ari, y su primera grabación fue para la canción ‘Mujer chunga’, incluida en el álbum Tesis doctoral de El Meswy, miembro de El Club de los Poetas Violentos.

Bajo el sello de hip hop Zona Bruta, publicó su primer LP titulado Gancho perfecto (1999), sumando siete álbumes editados hasta ahora. Su trabajo se ha caracterizado por defender una figura más activa de las mujeres en el rap, que en el género habían sido relegadas a ser un objeto decorativo en las rimas y videos de los raperos. También ha impulsado al hip hop como una herramienta para que jóvenes en situación vulnerable encuentren un camino a través del arte. MPB

14. Rocca

Rocca [Kwervo]

Rapero, productor, percusionista y chef aficionado, Sebastián Rocca se crio en las calles de París durante los 80 y los 90, con amigos árabes y africanos, en medio del racismo y la xenofobia. En ese contexto terminó formando parte de La Cliqua, un combo francés que respondía a los desafíos que estas minorías enfrentaban, y logró un éxito enorme en su primera aventura rapera formal.

De allí pasó a una carrera como solista y a fundar Tres Coronas, otro grupo emblemático con el que triunfó en esta parte del mundo. Rocca es uno de los pocos raperos latinos que sabe lo que es vender miles discos de verdad a los dos lados del océano.

Su carrera está marcada por el bilingüismo, con las rimas trasatlánticas que dispara hábilmente en francés y español en clásicos como ‘El original’, ‘Les jeunes de l’univers’, ‘Comme Une Sarbacane’, ‘Falsedades’y ‘Envidias’.

Hace algunos años se reunió para unos cuantos conciertos con La Cliqua, ha continuado trabajando en solitario, y se ha reencontrado con PNO, su socio en Tres Coronas, para mantener viva la leyenda y proyectarla hacia el futuro, porque Rocca sabe que todavía tiene muchísimo para enseñar. RD

13. Residente

Gerg Swales
Residente [Greg Swales]

Admirado por muchos, odiado por otros tantos, René Pérez Joglar debutó como cantante en Calle 13, proyecto que desarrolló en compañía de sus hermanos Eduardo Cabra e iLe. Aunque la agrupación no hacía rap en el estricto sentido de la palabra, desde allí ya se vislumbraba en Residente una gran habilidad para rapear.

Entre su trabajo con el grupo y las giras, comenzó a apoyar causas sociales en diferentes países de América Latina, amplificando en ocasiones las voces de protesta en Colombia, México y Chile.

Como solista únicamente ha publicado un álbum de larga duración, pero han sido más populares sus sencillos como ‘René’ y ‘This Is Not America’, y claro, sus tiraderas. Con ellas ha cerrado algunas bocas, y castigado merecidamente a unos cuantos; sin embargo, también ha recibido unas buenas cachetadas de vuelta. Ha sido duramente criticado por sus contradicciones y a su vez por hacer algo que está dentro del ADN del hip hop pero, ¿qué sería de las tiraderas sin todo ese drama? MPB

12. Akapellah

Lo de Pedro Elías Aquino Cova (Akapellah) no es nuevo, hace años ya daba de que hablar con canciones como ‘Rueda de prensa’, ‘Milki’ o ‘Achantadera y panzón’. En ellas mostraba su habilidad, sentido del humor y potencial creativo.

Como muchos de sus colegas, se formó en las batallas de freestyle, en las que se destacó, arrasando en muchas oportunidades. Akapellah, a diferencia de una buena cantidad de raperos, ha sabido hacer acertadamente la transición, y entiende perfectamente lo que es -y cómo se hace- una buena canción, más allá de lo ingeniosas que puedan ser sus rimas.

Su estilo único ha acompañado un trabajo incansable en colaboraciones con gente como Danni Ocean, Nanpa Básico, Lil Supa, Rxnde Akozta, Movimiento Original, Foyone, y muchos otros; desde la independencia ha conseguido nominaciones en los premios Grammy Latinos.

Hace poco estuvo en medio de la polémica gracias a ‘No eres rapero’ (junto a Oldtape), una “tiraera” en la que ataca a Residente. MG

11. Violadores del Verso

Violadores del Verso [Jeosm]

Hablar de Violadores del Verso puede llevarnos al terreno del halago fácil y las obviedades; esto ocurre porque dos cosas son muy claras: estamos hablando de verdaderos virtuosos, y su impacto en Iberoamérica es innegable.

Kase.O, Sho-Hai, Lírico y R de Rumba trazaron un camino que muchos intentan seguir como solistas, ignorando que una sola voz jamás logrará llegar tan lejos, y que el culto a la celebridad/personalidad no necesariamente produce buenas rimas.

Álbumes como Vivir para contarlo o Vicios y virtudes son auténticos monumentos líricos construidos sobre ritmos hipnóticos con una maestría inigualable. Clásicos como ‘Cantando’, ‘Ninguna chavala tiene dueño’, ‘Vivir para contarlo’, ‘A las cosas por su nombre’ o ‘Máximo exponente’, son exhibiciones implacables por parte de tipos ingeniosos y talentosos que saben reírse de sí mismos, y eso es excepcional en un mundo lleno de egos.

En 2011, cuando Sho-Hai y Kase.O (con Jazz Magnetism) lanzaban proyectos por su propia cuenta, el grupo anunció un receso que hoy continúa, interrumpido solo por breves colaboraciones esporádicas de VV. Parece claro que no se trata de una disolución, y miles de fanáticos en ambos lados del Atlántico esperan el regreso. MT

10. Tego Calderón

En el escenario del rap latino, Tego Calderón se levanta como una leyenda excéntrica. Si bien es conocido como uno de los pioneros del reggaetón, su destreza verbal y presencia magnética lo colocan en una categoría exclusiva, donde pocos logran igualar su talento y su legado.

Más que un simple MC, Tego se erige, desde sus comienzos en los 90, como un vocero de las libertades y flexibilidades que este lenguaje necesita para mantenerse a flote. Su dominio de un lenguaje auténtico, coloquial y profundo a la vez, desafía las estructuras convencionales y da lugar a una música rica en cultura y legado. No se trata de una apropiación superficial de la jerga del barrio, sino de una expresión arraigada en las calles, una lengua en constante evolución y reinvención, al igual que los sonidos que lo rodean.

Su álbum debut, El Abayarde (2002) fusiona elementos de jazz y ritmos afrocaribeños con letras insolentes, políticas y rebeldes; se ha convertido en un hito en la historia de las músicas urbanas en América Latina. Gracias a su voz única, sus rimas, y su enfoque en las raíces africanas, Tego se ha ganado el respeto de sus competidores y colegas, que le reconocen como un verdadero innovador en el rap latino. MT

9. Orishas

Antes del cambio de milenio, Flaco-Pro, Roldán, Ruzzo y Yotuel se unieron a Micko Niko para crear (bajo el nombre de Orishas) uno de los discos más importantes del género: A lo cubano (1999).

La fusión del rap con ritmos cubanos, conquistó inmediatamente a millones de personas en América y Europa (el grupo se encontraba radicado entre Francia y España) con canciones como ‘Represent’, ‘Atrevido’ y 537 C.U.B.A’.

Emigrante (2002, ya sin Flaco-Pro) y El kilo (2005) mantuvieron el nivel artístico y el entusiasmo de las audiencias, mientras Orishas exploraba nuevos rumbos y sofisticaba inteligentemente su sonido.

Con el tiempo la competencia se hizo más fuerte, y los discípulos abundaron, amenazando el lugar del trío en el podio. Los discos posteriores no consiguieron el impacto deseado, aunque en 2007 se llevaron un Grammy Latino a la Mejor Canción Urbana, colaborando con Calle 13 en ‘Pa’l Norte’.

En 2021 Yotuel (junto a un grupo de artistas cubanos) fue noticia por la canción ‘Patria y vida’, que se convirtió en himno de las protestas en la isla. El tema fue Canción del Año para los Grammy Latinos, y ayudó a exigir libertad para los presos políticos del régimen. MG

8. Los Aldeanos

Bian Oscar Rodríguez Gala (El B) y Aldo Roberto Rodríguez Baquero (El Aldeano) constituyeron un influyente dúo que hoy sigue siendo recordado por miles de fans. Empezaron formalmente en 2003, cuando ofrecieron su primera actuación en La Habana, y se destacaron por su crítica a la burocracia y corrupción del régimen cubano, por el cual fueron duramente perseguidos y censurados.

Con el tiempo lograron un alcance importante más allá de Cuba, y grandes medios internacionales hicieron eco de su activismo, llevándoles a ser reconocidos en toda la región. Luego consiguieron girar fuera de la isla, pero su espíritu siempre se mantuvo cercano al underground.

Su impacto ha sido tan significativo, que se habla de conspiraciones en las que el gobierno de los Estados Unidos les habría financiado como parte de un movimiento anticastrista, e incluso existe un ensayo académico sobre las diferencias entre su carrera en medio de la Revolución y la de Orishas desde el exterior. Para sus fans, el gran valor de Los Aldeanos radica en que ellos no denunciaban desde lejos, ni en tiempo pretérito, ellos estaban allí cuando tenían que estar.

Aldo y El B tomaron caminos separados más o menos en 2014, y cada uno continúa trabajando intensamente por su lado. RD

7. Mala Rodríguez

Mala Rodríguez [Cortesía Universal Music]

‘La Mala’ se ganó su apodo siendo adolescente, aunque no por una connotación negativa, sino por su carácter y su sinceridad. Aquellas cualidades la han acompañado desde sus inicios en la música, cuando tuvo un proyecto junto a Dj El Cuervo y después comenzó a publicar sus propios temas como solista.

Editó su primer álbum en el año 2000, que se llamó Lujo ibérico, e incluyó a otros grandes nombres del rap español como Kase.O y Kamikaze. El trabajo tuvo un gran recibimiento, al igual que Alevosía (2003), en donde se hicieron más evidentes los tintes de flamenco que enriquecían su propuesta. “Me gusta cuando escucho algo original, una cosa en la que siento que hay algo realmente puro. Es un diálogo con lo que uno es”, le dijo a ROLLING STONE sobre fusionar ambos ritmos, que por separado parecerían tan dispares. En los últimos años ha experimentado con otros géneros, pero su marca en el rap hispano sigue siendo irrefutable. MPB

6. Control Machete

Desde 1993 (y durante unos 8 años más) América Latina estuvo marcada a fuego por MTV Latino, y en la segunda mitad de esa década el rap latinoamericano fue propiedad de Control Machete. Esto se debió en gran parte a la visibilidad que el trio regiomontano alcanzó en este canal de televisión por cable.

Pato (MC), Fermín IV(MC) y Toy (programación, teclados y scratches), presentaron en 1997 su debut, Mucho barato, e inmediatamente golpearon con la fuerza arrolladora de ‘¿Comprendes, Méndez?’, ‘Así son mis días’ y ‘Andamos armados’.

Su rap siempre fue una celebración de la cultura mexicana y su relación con la cumbia, eso generó una conexión muy especial con el público en una época en que América Latina se estaba reencontrando profundamente con sus raíces.

Como trio solo hicieron un par de álbumes, Mucho barato (1997) y Artillería pesada presenta… (1999), y luego Fermín IV se retiró para entregarse por completo a su fe. Pato y Toy lanzaron Uno, dos: Bandera en 2003, pero la ausencia de su antiguo compañero hacía muy difícil mantener el espíritu de Control Machete.

Fueron uno de los primeros representantes de otros géneros en llegar a Rock al Parque (1997), metieron su música en películas y videojuegos; todo eso lo hicieron antes -y con más fuerza- que los demás. Por eso no se puede hablar de rap en español sin mencionarlos con el debido respeto. RD

5. Ana Tijoux

El buen rap siempre tendrá una fuerte carga política, y lo político siempre ha atravesado a Ana Tijoux, incluso desde antes de nacer. Sus padres se exiliaron de Chile a Francia como consecuencia de la dictadura de Augusto Pinochet. El hip hop permeó su vida inicialmente desde la danza, pero se adentró más profundamente en este cuando regresó al país suramericano tras el retorno de la democracia.

A finales de los 90, formó parte del colectivo Makiza junto con Seo2, Dj Squat y Cenzi. Esta agrupación llegó a publicar cuatro álbumes de estudio, incluyendo Aerolíneas Makiza, un disco fundamental en la historia del rap chileno. Una vez disuelto el grupo, Tijoux continuó su camino como solista, presentando en 2009 el trabajo que le permitió reconectar con su amor por las rimas: 1977.

Es imposible hablar del rap en nuestro idioma sin mencionarla; trátese de un LP o un sencillo, la música de la rapera franco-chilena siempre ha estado atravesada por un fuerte componente social y político, creando canciones como ‘Antipatriarca’ y ‘Somos sur’ que se han convertido en verdaderos himnos de protesta. MPB

4. Vico C

Si retrocedemos en el tiempo para repasar la historia del rap hecho en habla hispana, encontraremos que Vico C fue uno de esos artistas que le enseñó cómo caminar con firmeza a un género que apenas gateaba. Hoy su nombre es sinónimo de una historia orgullosa, sólida y aleccionadora.

Sus primeras grabaciones surgieron a finales de los 80 e inicios de los 90, manteniendo un ritmo constante hasta que un accidente automovilístico, que le desencadenó una adicción, puso en pausa a su carrera.

Reapareció en 1998 con su LP Aquel que había muerto, en donde aparte de cantar sobre cómo renació de las cenizas, criticaba la música sin contenido que solo hablaba de banalidades. Ahora, un cuarto de siglo más tarde, su álbum Pánico también marca una especie de “nuevo regreso”, pues es el primer disco que publica desde 2009. Sus 13 cortes se encargan de refrescar la memoria, en caso de que alguien haya olvidado lo grande que es Vico C, ‘El filósofo’. MPB

3. Nach

Nach [Cortesía Universal Music]

Con una carrera que abarca casi 30 años, Nach ha dejado una huella indeleble en la escena del hip-hop en habla hispana. Su estilo lírico es reconocido por su profundidad, introspección y habilidad para abordar temas sociales y emocionales de manera perspicaz; se ha convertido en uno de los abanderados de lo que algunos denominan ‘rap conciencia’.

Desde sus primeros pasos y maquetas en la década de 1990 ha lanzado una serie de álbumes aclamados por la crítica, como Un día en suburbia (2008) y Mejor que el silencio (2011), consolidándose como un referente del rap iberoamericano. Su habilidad para combinar letras elocuentes con beats envolventes ha ganado el respeto tanto de la crítica como de sus colegas en la industria, y una pieza como ‘Efectos vocales’ es todo un referente para quienes aspiran a crear barras profundas e ingeniosas.

Almanauta, de 2018, es su producción más ambiciosa en términos artísticos, y cuenta con colaboraciones de Bunbury, Residente, Kase.O, ELE y El B, entre otros. MT

2. Kase.O

Kase.O [M. Cebrian]

Javier Ibarra, Javato Jones, Kase.O, o como le quieras llamar, es -sin lugar a dudas- una de las más grandes personalidades del rap que hoy nos convoca. Javi puede ser elegante y sofisticado, o sucio y callejero, pero siempre acierta porque maneja el arte de la rima con una habilidad incomparable. Su historia con Violadores del Verso y las maravillas que ha presentado en solitario (especialmente con Jazz Magnetism y en El círculo de 2016) le han dado para ser venerado por miles de fans en ambos lados del Atlántico.

Actualmente se encuentra retirado de los escenarios porque ha dicho que necesita un tiempo de descanso y reflexión. Sin embargo, luego de tres décadas de carrera, Kase.O no se queda quieto, no pierde vigencia, y mantiene intacto el respeto de sus colegas y su público. Sigue trabajando en múltiples proyectos, incluyendo una línea de productos de CDB.

“Desubicados, dejó MC’s perjudicados, resultado de un buen párrafo ejecutado / Lo he complicado, he mandado un comunicado, ¿No te ha llegado? ¡Estás oyendo al resucitado! / Toca mi herida, está cerrada. Besa mi cara, vuelvo a la vida porque así escrito estaba / ¡Qué maravilla! Cuando más lo necesitabas llega a tu orilla un mensaje de Javat”, dice el maestro en ‘No sé qué voy a hacer (Booty Song)’. Con él siempre tendremos la revancha. RD

1. Canserbero

Canserbero [KAPTA]

Con letras profundas, una voz inconfundible y una actitud de sólida autenticidad, Canserbero necesitó poco tiempo para convertirse en una de las figuras emblemáticas del rap en América Latina. Sus canciones cuentan historias complejas y oscuras, son reflexiones sesudas en torno a la vida, la muerte, la injusticia y las calles.

Su sensibilidad social resulta evidente en canciones como ‘Guía para la acción’: “Entiendan que yo no soy un tutor, soy sólo un chamo con valor que quisiera un mundo mejor / Soy alguien que se molesta cuando ve persona cuya meta es un carro lujoso en vez de una mejora / Y es que yo también quiero mi casa con piscina, pero más quisiera no ver más niños en la esquina…”.

En ‘Es épico’ rapeaba diciendo, “Hoy voy a convertirme en un criminal, ya no creo en nadie / A menos que me convierta en un muerto / Hoy voy a vengar a mi hermano, como le juré a mi padre / Diente por diente, ojo por ojo es esto / Una bicha prestada, porque no soy hampa, pero la rabia que siento no escampa / Es tanta que me ahoga”, y mostraba un alma inquieta y torturada por su historia personal.

La trágica muerte de Canserbero podría verse erróneamente como una justificación para la gloria de su leyenda, pero él tuvo un espíritu enorme, responsable de legado tan grande como el vacío que la escena ha sentido desde su partida; “Más buenos oyentes y menos malos MC’s, es lo que en verdad hace falta aquí para poder surgir”, decía en ‘Campesino’, para luego recordarnos que “Solo rimar no es un talento, caballero / Rimar verdad y vivir con humildad es el mayor, único y supremo talento verdadero”. Recordar estas palabras es la mejor la forma de rendir tributo a la obra de un grande. RD

VOTANTES: Sara Kapkin, Melisa Parada Borda, Pablo Monroy, Marcela Guerrero, Martín Toro Diego Ortiz, David Rentería, Héctor Elí, Jhon Primera, Julián Portillo, Miguel Ángel Burón, Ricardo Durán y Lucía Vargas.